líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los nativos digitales hacen la vista gorda a los cuernos de demonio de la (pérfida) publicidad personalizada

Marketing y PublicidadLos nativos digitales son los más receptivos a la publicidad personalizada

Los nativos digitales dan su bendición a la publicidad personalizada

Los nativos digitales hacen la vista gorda a los cuernos de demonio de la (pérfida) publicidad personalizada

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Si la publicidad contextual cuenta en general con la bendición del internauta, la publicidad personalizada es en buena medida demonizada.

Si bien la publicidad personalizada es agasajada en términos generales con más atención por parte del internauta, los anuncios de naturaleza contextual disfrutan de mayor aceptación por parte del público. Así se desprende de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la Federación Alemana de Economía Digital (BVDW).

El 71% de los internautas consultados son plenamente conscientes de que la publicidad que sale a su paso en la red de red es indispensable a la hora de financiar la oferta de contenidos a la que procura cobijo internet. Sin embargo, el 58% de los usuarios tilda la publicidad online de molesta.

Por otra parte, el 67% de los internautas confiesa tener una mayor predisposición a brindar atención a los anuncios cuando estos están bien diseñados. Y los nativos digitales, los jóvenes de entre 16 y 29 años, son en general más receptivos a la publicidad online que los internautas de entre 30 y 49 años y los usuarios mayores de 50 años.

Si comparamos la publicidad personalizada y la publicidad contextual, la primera concita en términos generales mayores niveles de atención. Los anuncios contextuales logran, no obstante, una mayor aceptación que la publicidad personalizada.

«Los usuarios asumen que la publicidad y el contenido de la web donde los anuncios se abren paso deben estar coordinados. Contemplan, por lo tanto, la publicidad como una valiosa adición. Y en este sentido, si la publicidad no está en sintonía con el contenido de la web, esta termina tornándose molesta«, explica Timo Lütten, de la BVDW.

Los nativos digitales son los más receptivos a la publicidad personalizada

Sin embargo, si la publicidad contextual cuenta en general con la bendición del internauta, la publicidad personalizada es en buena medida demonizada. Casi dos terceras partes de los usuarios se sienten incomodados y hasta espiados por la publicidad especialmente adaptada a sus necesidades. Los nativos digitales son, eso sí, la excepción a la norma. Y el 57% de los jóvenes de entre 16 y 29 años no tiene prurito alguno a la hora de dar su beneplácito a la publicidad personalizada.

El 71% de los internautas reclama, por otra parte, que en internet la publicidad debe estar siempre catalogada como tal. La publicidad desprovista de etiquetas (que se disfraza, por ende, de contenido editorial) es desdeñada por los internautas (en particular por aquellos que tienen más de 50 años).

Conviene además hacer notar que los medios en los que se abre paso la publicidad pueden tener un efecto positivo (o en su defecto negativo) en la percepción de los anuncios. Más de la mitad de los internautas confirman que existen efectivamente una trasferencia de valores de los soportes publicitarios a los anuncios que allí recalan. En este sentido, la publicidad imbricada en medios de calidad es también percibida como más positiva y creíble por parte del internauta. El impacto del soporte publicitario en la publicidad es de nuevo particularmente conspicua entre los nativos digitales.

La transferencia de valores funciona también a la inversa y los valores solapados a los anuncios terminan también transfiriéndose a los medios donde estos se abren paso. El 81% de los internautas admite que la publicidad de naturaleza dudosa puede mermar potencialmente la reputación de los medios que les procuran cobijo.

 

Pringles rinde tributo a la era de los 8 bits con un estridente spot que reventará tus tímpanosAnteriorSigueinteWPP remueve los cimientos de su estructura interna y fusiona MediaCom y Essence

Contenido patrocinado