Publicidad

Los navegadores de Microsoft y Google reportan las mayores tasas de fraude publicitario

fraude-publicidadEl fraude en la publicidad online se ha convertido en uno de los principales desafíos a los que tiene que hacer frente la industria publicitaria en los últimos tiempos. Un fenómeno que supone la pérdida de miles de millones de dólares en lo que parece una sangría imparable.

Aunque lo cierto es que en los últimos meses estamos siendo testigos de numerosos avances que parece que están poniendo freno, el tráfico bot y las prácticas fraudulentas siguen golpeando duramente a la industria. El primer paso que se debe dar es avanzar de forma conjunta entre todos los actores implicados, para identificar los puntos vulnerables y sites que permiten las malas prácticas para erradicar el problema de raíz.

Mientras seguimos soñando con esa utopía, hoy queremos poner el foco en las conclusiones sobre el último estudio relacionado con el fraude en publicidad digital que ha caído en nuestras manos. FraudLogix, empresa experta en la investigación de esta materia, ha analizado los distintos navegadores que utilizamos a diarios llegando a unas interesantes conclusiones.

Los navegadores de Microsoft y Alphabet (Google) son los que registran una mayor incidencia en lo que a fraude en publicidad se refiere. El estudio ha analizado una muestra de 135 millones de impresiones online durante la primera semana del pasado mes de julio, estableciendo que en dichos navegadores se ha detectado una mayor actividad de “tráfico no humano”, por encima de Internet Explorer y Google Chrome.

En el caso de Internet Explorer, alrededor del 50% de las impresiones servidas son consideradas como “tráfico no humano”. Cabe señalar que el porcentaje que representa este navegador dentro del total analizado representa el 16,2%.

Si ponemos vista en Google Chrome vemos que el 20,5% de las impresiones servidas son consideradas como “tráfico no humano”. Este navegador representa el 61% dentro del total analizado.

El porcentaje para navegadores como Mozilla Firefox, Safari y Microsoft Edge reportan en total un 5% de impresiones consideradas como bots.

Estamos ante unos datos cuanto menos alarmantes por lo que debemos coger los mismos con pinzas. La razón la encontramos en que algunos expertos no ven del todo clara la metodología empelada para la elaboración del estudio por dos motivos:

- Dudosa atribución del navegador: Google y Microsoft han manifestado su disconformidad con los resultados alegando que es imposible medir con precisión el fraude a nivel navegador, tal y como señalan desde Business Insider.

- Tamaños sin ponderar: ambas compañías manifiestan su disconformidad ante la falta de equivalencia entre la cantidad analizada de los distintos navegadores.

De lo que nadie duda ya a estas alturas es que el fraude en la publicidad online es un grave y creciente problema. Los anunciantes podrían perder hasta 7.000 millones de dólares este año en publicidad que nunca va a ser vista por seres humanos reales. ¿De verdad vamos a continuar con los brazos cruzados?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir