líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Profesionales debaten sobre la necesidad de regular la inteligencia artificial

"Desmitificando el nuevo mundo digital": profesionales debaten sobre la necesidad de regular la IA

El ritmo al que evoluciona la tecnología hace difícil su regulación, pero es esencial controlar los efectos nocivos de la IA y otros avances digitales para garantizar la seguridad de los usuarios.

Redacción

Escrito por Redacción

El mundo se está transformando a una velocidad de vértigo de la mano de la tecnología. En pocos años hemos tenido que familiarizarnos con términos nuevos como inteligencia artificial, blockchain, protección de datos o reputación online. Y a medida que estas nuevas tendencias digitales se han ido asentando, se hace más evidente la necesidad de una regulación que controle su uso y evite las amenazas que su utilización malintencionada pueda provocar.

De todo esto se habló en la mesa redonda «Desmitificando el nuevo mundo digital: IA, Blockchain y Data Protection: Cómo afecta la legislación» que acogió el World Law Congress 2023 en Nueva York, y en el que participó Antíoco Cuesta, cofundador de Improove, junto con Michael Schwarz, ex Google y cofundador de Improove, Jannika Törnqvist, Senior Jurist en Knowit, y Lance Koonce, Partner en Klaris Law.

Profesionales destacan la necesidad de regular la inteligencia artificial

Precisamente es la inteligencia artificial, el gran término de moda este año, la que está en el punto de mira de los legisladores de la Unión Europea. Los participantes en la mesa redonda coincidieron en la necesidad de que la IA sea legislada ya que, aunque hace tiempo que está entre nosotros, es ahora cuando se hacen más evidentes los peligros de una utilización malintencionada de esta tecnología.

Otra de las amenazas a las que nos expone la evolución tecnológica es la falta de control sobre la reputación online de una marca o personaje público. A medida que las opiniones online y en redes sociales toman peso en el mundo digital, hay más ojos mirando cada pequeño movimiento que hacen las marcas y los personajes públicos, para posteriormente ser juzgados. Y eso, junto a los esfuerzos de la marca por lanzar mensajes positivos y atractivos para el público, es lo que va construyendo su reputación online.

Cuando se cometen errores, las compañías pueden ver cómo su reputación colapsa de un día para otro, y después el trabajo para recuperarla puede ser inmenso. Es por esta razón que la reputación online de una marca o personaje público debe ser monitorizada constantemente y formar parte de la estrategia de marca.

Aunque el panorama digital empieza a estar cada vez más regulado, todavía hay ámbitos, como la reputación online, que se escapan en muchas ocasiones del conocimiento de los abogados y despachos cuando tienen que lidiar con una crisis reputacional de un cliente. Pero hacerlo es posible.

Estrategias fuertes para evitar posibles crisis

Para anticiparse a posibles crisis de reputación, ya se trate de una marca o un personaje público, es muy importante crear contenidos positivos que se posicionen en buscadores como Google por encima de los negativos. Para ello, es importante desarrollar una fuerte estrategia de PR digital, además de trabajar activamente las redes sociales y aprovechar recursos como Wikipedia para impulsar la imagen positiva de marca. «En resumen, se trata de decir a los demás quién eres, antes de que otros lo hagan por ti. Marcas y personajes públicos deben ser proactivos y, antes de que otros hablen de ti, mostrar al público quién eres», afirmó Antíoco Cuesta, cofundador de Improove.

Pero también es posible limpiar contenidos negativos que ya han sido publicados. La dificultad a la hora de enfrentarse a estas publicaciones dependerá del tipo de contenido que se haya escrito y, particularmente, cuál sea la fuente o medio que lo haya publicado. No es lo mismo intentar limpiar un contenido poco relevante que un contenido que proceda de un medio o un dominio muy conocido y con muy buena reputación. Aunque no todas las malas reputaciones deberían ser limpiadas. «Creo que es cierto que hay compañías y personajes públicos que tienen una mala reputación porque se lo merecen. No creo que deban limpiarse todos, las personas también tienen derecho a estar informados y saber la verdad», comentó el profesional.

La reputación de la marca tiene que ver con el posicionamiento de los contenidos positivos

La clave para proteger la reputación de una marca o un personaje público online tiene mucho que ver con el buen posicionamiento de los contenidos positivos. El objetivo de Google a la hora de responder a las búsquedas de los usuarios es mostrar la realidad, los resultados que puedan ser más relevantes, pero protegiendo al usuario del fraude. Y las actualizaciones del buscador van siempre en esa línea, como la nueva función en la que, cuando se busca una marca o compañía, muestra bajo la caja de resultados diferentes cajas en las que se puede ver más información acerca del site y, en algunos casos, puede mostrar «quejas» que afecten de manera muy directa a la marca.

Y, aunque tengamos la tentación de utilizar herramientas de inteligencia artificial para crear esos contenidos, hay que tener en cuenta que para Google el aspecto humano es esencial. «La inteligencia artificial, y en concreto ChatGPT, han llegado para quedarse, pero es muy importante que aprendamos cómo controlarlos. Pueden ser de ayuda si sirven para crear contenidos para una compañía, pero siempre y cuando un humano lo revise y le dé el último toque que acerque el contenido al lector», afirmó Cuesta

El futuro de la reputación online

En cuanto al futuro, para Antíoco Cuesta hay dos pilares que marcarán el camino para proteger y mejorar la reputación online. Por un lado, la necesaria regulación sobre la protección de la privacidad en internet ya que, aunque la libertad de expresión es fundamental y hay que protegerla, a veces en la red se busca dañar la imagen de una marca o una persona sin ningún sentido de la privacidad. El segundo pilar es la web3 que, aunque todavía tiene mucho camino por recorrer, puede suponer un cambio de paradigma al otorgarle a los usuarios un mayor control de los contenidos frente a las grandes corporaciones que han ostentado ese poder hasta ahora.

«Cada nuevo cambio trae cosas buenas y malas, y dar el control al usuario puede ser en cierto modo positivo, pero también negativo si no se utiliza con buenas intenciones», concluyó Cuesta.

Las amenazas de la inteligencia artificial

La IA no es una tecnología nueva. Hace tiempo que compañías como Google la han estado utilizando en sus estrategias para conocer el comportamiento de los usuarios. Pero ahora, que ha llegado para quedarse, tomamos conciencia de cómo una mala utilización de esta tecnología puede llegar a ser muy peligrosa. Por eso, es importante que la IA no esté al alcance de cualquiera, y que exista una legislación que controle el posible uso malintencionado.

Tal y como expuso Michael Schwarz en la mesa redonda, «hay que luchar para que la IA sea un valor y no algo negativo que pueda usarse malintencionadamente». El profesional añade que «la IA puede provocar el aumento de las informaciones falsas en la red y la pérdida de puestos de trabajo, pero también es una gran oportunidad. Los gobiernos tienen un reto para legislar y adaptarse a los cambios tan rápidos que se producen en tecnologías como la IA».

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Esta campaña presenta un vaper sabor cáncer para alertar a los jóvenes de esta nueva modaAnteriorSigueinteAsí justifica Elon Musk la cacareada metamorfosis de Twitter en X

Contenido patrocinado