Publicidad

"Niñas con pene y niños con vulva", la campaña para visibilizar a los menores transexuales censurada por Facebook

campana-menores-transexualesLa Asociación de Familias de Menores Transexuales del País Vasco (Chrysallis) está dispuesta a que, de una vez por todas, la sociedad e instituciones tomen conciencia sobre los niños y niñas transexuales.

A pesar de que poco a poco nuestro país avanza cada vez en materia de derechos, igualdad y visibilidad para el colectivo LGBT, la transexualidad sigue siendo a día de hoy un tema que parece tabú.

“Hay niñas con pene y niños con vulva”. De esta forma tan clara, realista y contundente la asociación ha lanzado el mensaje a través de 150 carteles repartidos en el País Vasco. En estos podemos ver dos niños (uno con pene y otro con vulva) y dos niñas (una con pene y otra con vulva).

Una imagen que a muchos a resultado impactante ya que por desgracia, tal y como hemos visto, la transexualidad aún no está tan normalizada en la sociedad y menos en menores. Por esta razón, tal y como recogen desde Los Replicantes, desde Chrysallis quieren concienciar a la población sobre esta situación, y ayudarnos a entender que la identidad de género va mucho más allá de los genitales con los que nacemos.

Una tarea muy importante puesto que, si estos niños y niñas transexuales no cuentan con una representación social, parecerá que no existen y su situación continuará ocultada por las sombras de la ignorancia.

"Hay un evidente vacío en la sociedad a la hora de abordar con normalidad la transexualidad infantil. Cuanto más se hable, más sencillo será para algunos padres detectar lo que le ocurre a sus hijos", manifiesta en declaraciones a Verne Beatriz Sever, responsable de prensa de Chrysallis.

Lo más llamativo de esta campaña que podemos ver en marquesinas y autobuses del País Vasco, es que ha sido completamente financiada por un mecenas anónimo de Nueva York.

Ha donado a la asociación 28.000 euros que no sólo debían ser destinados a la campaña, sino también a la creación de un servicio centrado en la atención, asesoría y acompañamiento tanto de los menores transexuales como de su entorno.

Como ya ha podido comprobar, la campaña no tiene ningún elemento obsceno. Únicamente busca la necesaria visibilidad de un colectivo que necesita ser escuchado, apoyado y comprendido por una sociedad que, en ocasiones, se cree más moderna de lo que es.

Pero, una vez más el algoritmo de Facebook ha vuelto a equivocarse. Ya sabemos que al gigante social no le gustan los desnudos integrales sea cual sea su finalidad y ha censurado la imagen que ilustra la campaña.

En este caso, el desnudo (hablamos de un dibujo) es totalmente necesario puesto que en los genitales de los niños y niñas reside precisamente el mensaje central.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir