Publicidad

NUEVA CAMPAÑA DE PLAN DE PREVENCIÓN CONTRA LA OLA DE CALOR

Nota de Prensa:

Ha sido presentado esta mañana en rueda de prensa por los ministerios de Sanidad y Consumo, Trabajo y Asuntos Sociales y Medio Ambiente.
El objetivo del plan, iniciado el año pasado, es prevenir y reducir los efectos negativos del calor excesivo sobre la salud, especialmente entre los colectivos más vulnerables (mayores, niños, enfermos crónicos y personas socialmente desfavorecidas).

Las actuaciones de prevención persiguen anticiparse a las situaciones de riesgo, mejorar la coordinación entre los servicios meteorológicos, los servicios de salud, las Administraciones y las organizaciones sociales, dando así una mejor respuesta.

Este año se introduce un nivel intermedio de alerta (nivel 2 o naranja) para realizar una graduación más ajustada de los riesgos asociados a las altas temperaturas y se han mejorado también los sistemas de recogida de información y de coordinación con ONG y voluntarios.
Como el verano pasado, se lanzará una campaña publicitaria, se contará con la colaboración de los hombres y mujeres del tiempo de radios y televisiones, y permanecerá activo las 24 horas del día el teléfono de Cruz Roja de atención a los ciudadanos (900 22 22 99).

Según el avance de tendencias elaborado por el Instituto Nacional de Meteorología, se aprecia una tendencia, si bien poco acusada, a que las temperaturas este verano sean ligeramente superiores a los valores normales, en especial en la mitad sur.

La Ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, la Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y la Secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce, han presentado hoy en rueda de prensa el Plan de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud 2005. El objetivo del plan, iniciado el año pasado, es prevenir y reducir los efectos negativos que el calor excesivo tiene sobre la salud de los ciudadanos, especialmente entre los colectivos más vulnerables, como ancianos, niños, enfermos crónicos y personas socialmente más desfavorecidas.

La puesta en marcha del plan involucra a los ministerios de Sanidad y Consumo, de Trabajo y Asuntos Sociales, de Medio Ambiente (Instituto Nacional de Meteorología) y de Interior (Dirección General de Protección Civil); a las Comunidades Autónomas; a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP); y a organizaciones no gubernamentales como Cruz Roja y Cáritas España. La coordinación de todas las actuaciones se lleva a cabo a través de la Comisión Interministerial creada para este fin.

El plan permanecerá activado, como todos los años, entre el 1 de junio y el 1 de octubre. Las medidas de coordinación e información puestas en marcha el año pasado tuvieron un impacto positivo en la prevención de problemas y enfermedades relacionadas con las altas temperaturas. En la edición de 2005 se han introducido algunas mejoras en los sistemas de recogida de información y en la coordinación entre las administraciones y organizaciones implicadas.

MEJORAR LA EFICACIA

El plan mantiene los principios esenciales y los mecanismos de actuación activados el verano pasado e incorpora mejoras de índole técnico, que contribuirán a aumentar su eficacia. Entre las novedades, destaca la introducción de un nivel intermedio de alerta (naranja) para realizar una graduación más ajustada de los riesgos asociados a las temperaturas, quedando de la siguiente forma: nivel 0 (verde), de ausencia de riesgo; nivel 1 (amarillo), de bajo riesgo; nivel 2 (naranja), de riesgo medio; y nivel 3 (rojo), de alto riesgo. Además, se ha perfeccionado con respecto al año pasado el sistema de información meteorológica mediante un ajuste más afinado de las temperaturas umbral e incluyendo en la previsión diaria las temperaturas reales del día anterior para llevar un mayor control de la evolución y analizar posibles desajustes, lo que permitirá establecer con mayor detalle las predicciones. También se han mejorado los mecanismos de información y de análisis de la mortalidad, y se han introducido mejoras en la coordinación con las ONG y el voluntariado.

Las actuaciones de prevención incidirán principalmente en la coordinación entre los servicios meteorológicos, los servicios de salud, las Administraciones (central, autonómicas y locales) y las organizaciones sociales, con el fin de dar una mejor respuesta a los ciudadanos en cada momento. También se prestará especial atención a la comunicación al ciudadano y a los profesionales sanitarios, para los cuales se han actualizado los protocolos de actuación frente a la ola de calor, en colaboración con las sociedades científicas.

SISTEMA DE VIGILANCIA

El sistema de vigilancia que se activa a partir del 1 de junio se sustenta sobre un conocimiento anticipado y detallado de las predicciones que el Instituto Nacional de Meteorología realiza sobre el riesgo de temperaturas excesivas, sobre un control y seguimiento de la demanda de asistencia en los servicios sanitarios y sobre una identificación del impacto sobre la mortalidad.

El Instituto Nacional de Meteorología proporcionará diariamente al Ministerio de Sanidad y Consumo las temperaturas esperadas (máximas y mínimas) para ese día, las predicciones para los cinco siguientes y el mapa de niveles de temperaturas umbrales por provincias. Estos datos se proporcionarán de forma desagregada por Comunidad Autónoma y provincia y serán remitidos vía electrónica a las direcciones generales de Salud Pública de las Comunidades Autónomas. También podrán ser consultados por los ciudadanos a través de Internet en las páginas web de Meteorología (www.inm.es) y del Ministerio de Sanidad y Consumo (www.msc.es).

En esta tarea de información, es decisiva la colaboración que van a prestar los hombres y mujeres del tiempo de radios y televisiones, que este año difundirán también en sus espacios consejos útiles y recomendaciones para que la población pueda hacer frente en las mejores condiciones posibles a los efectos de la ola de calor.

ACTIVACIÓN DE ALERTAS

Cada uno de los niveles de alerta lleva aparejado un conjunto de actuaciones preventivas y asistenciales. El nivel 0 se activa automáticamente a partir del 1 de junio. Las acciones generales que se emprenderán en los niveles 0 (verde) y 1 (amarillo) serán las siguientes:

Comunicar a las autoridades sanitarias de las CC.AA. el inicio del Plan el día 1 de junio y la solicitud de información: urgencias, ingresos y fallecimientos atribuidos a golpe de calor o efectos de las temperaturas excesivas, e incremento de urgencias respecto a la media habitual en años anteriores que pudieran ser atribuidas al exceso de temperaturas.
Puesta en marcha de los programas de actuación que se estipulan en los convenios firmados por Trabajo y Asuntos Sociales con Cáritas, Cruz Roja y la FEMP.
Información a la población del plan, así como de los que las CC.AA. hayan elaborado, y coordinación de las medidas.
Información a la población sobre grupos de riesgo y significado de niveles.
Distribución diaria vía electrónica de los mapas por provincias de niveles de temperaturas excesivas y de la información en que se basan.
Inclusión diaria del mapa por provincias de niveles de temperaturas excesivas en las páginas web del Ministerio de Sanidad y Consumo y del Instituto Nacional de Meteorología.
Gestión de llamadas y consultas de los ciudadanos al teléfono 900 22 22 99 (Cruz Roja).
Coordinación con las Comunidades Autónomas de la aplicación de la campaña de información a los profesionales y de sensibilización al público.
Seguimiento de la información generada a través de los convenios con los servicios socio-sanitarios.
Implementación del Sistema de Información y Vigilancia Sanitaria de la mortalidad y de la morbilidad atribuibles al calor.
Elaboración de resúmenes estadísticos periódicos de las informaciones meteorológicas y socio-sanitarias generadas por los distintos Sistemas de Información.
En los niveles de alerta 2 (naranja) y 3 (rojo) se intensificarán las medidas contempladas en los dos anteriores niveles de alerta y se actuará coordinadamente con las organizaciones no gubernamentales y grupos de voluntarios para incrementar la información y los consejos a la población de riesgo. En el caso de que se active el nivel 3 (rojo), la Comisión Interministerial establecerá las medidas de emergencia que se consideren apropiadas para disminuir los impactos sanitarios sobre la población. En este nivel, podrá ser solicitada también la participación de los servicios de Protección Civil y de todos los medios de los que disponen el Gobierno y las Comunidades Autónomas. Éstas serán también las encargadas de evaluar las necesidades en cada momento de sus servicios sanitarios y asistenciales, y de autorizar posibles refuerzos de personal o de infraestructuras para evitar la saturación de los servicios de urgencia y garantizar así la mejor atención a la población.

CAMPAÑA DE INFORMACIÓN

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha previsto poner en marcha una campaña de información para concienciar a la población de la necesidad de prevenir los efectos que las altas temperaturas pueden tener sobre su salud. Dado el impacto y el buen resultado de la campaña lanzada el año pasado bajo el lema “Naturalmente, protégete y protégelos”, el Ministerio ha decidido relanzarla.

Según una encuesta encargada por este Departamento, los anuncios en prensa, radio y televisión emitidos el verano pasado contaron con una valoración de 8 sobre 10 en cuanto a su claridad. Los datos aportados por el sondeo indican también que los ciudadanos prestaron atención a los principales mensajes que formaban parte de esta campaña.

Así, el 63% de los encuestados manifestó que “beber agua” es fundamental para evitar los efectos de las altas temperaturas sobre la salud y otro 56% dijo que otra de las recomendaciones básicas es “no exponerse al sol”. Estos dos mensajes eran precisamente la base de la campaña del Ministerio. Del mismo modo, los encuestados supieron reconocer que los grupos de mayor riesgo y, por tanto, sobre los que había que extremar las precauciones, eran los mayores (86%) y los niños (61%).

La campaña institucional, que contará con un presupuesto de 850.000 euros, se iniciará en el momento en que comiencen a subir las temperaturas de manera continuada. Como material de apoyo se editarán 910.000 folletos actualizados, además de distintos tipos de cartelería.

CONSEJOS A LA POBLACIÓN

Sanidad también ha remitido al Instituto Nacional de Meteorología, para que lo suministre a los profesionales que informan de las predicciones meteorológicas en los medios de comunicación, una serie de consejos útiles y recomendaciones para los ciudadanos:

1. Durante los días de mucho calor, refrésquese cada vez que lo necesite.
2. Beba agua abundantemente y haga que niños y ancianos también lo hagan.
3. Protéjase de la exposición directa al sol.
4. Evite la realización de esfuerzos físicos en las horas de más calor.
5. Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados.
6. Use ropa clara, ligera y que deje transpirar.
7. Tenga en cuenta que las altas temperaturas afectan especialmente a niños, mayores y enfermos crónicos, consulte a su médico.
8. Mantenga sus medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto.

CONVENIO CON LA FEMP, CRUZ ROJA Y CÁRITAS

Además, como ya sucediera el pasado año, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales suscribirá convenios de colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Cruz Roja y Cáritas Española para difundir información del plan y coordinar las actuaciones de sus voluntarios y de los servicios de asistencia social, que serán los encargados de identificar a la población más susceptible de padecer los efectos de la ola de calor. En total, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales destinará alrededor de medio millón de euros en las medidas de atención social del plan.

Cruz Roja habilitará también un teléfono de atención gratuito las 24 horas del día (900 22 22 99), que ofrecerá un servicio de consulta a los ciudadanos y, además, en caso necesario, generará visitas domiciliarias a las personas que se considere en situación de riesgo. Este teléfono, que estará disponible en todas las lenguas oficiales del Estado, tiene la finalidad de informar y atender a las personas en sus demandas sobre este tema, así como a familiares y vecinos, que podrán solicitar información o comunicar situaciones de emergencia. Desde este número, se efectuarán también llamadas periódicas, programadas mediante agenda, para verificar el estado de las personas que estén en situación vulnerable frente a las altas temperaturas.

En cada provincia habrá una figura de referencia que coordine al grupo de voluntarios que colaboren en este plan. Desde este punto de referencia se estará en contacto con los coordinadores autonómicos y locales. El trabajo de los voluntarios consistirá en difundir el contenido de la campaña informativa del plan, y sobre todo, en la realización de visitas a las personas más vulnerables.

La campaña de información sobre este plan de prevención contará además este año con una dirigactuación específica dirigida a las personas mayores que potencie y concrete los mensajes dirigidos a este grupo de personas que, por edad, son más vulnerables que el resto de la población. Esta campaña contará con material dirigido a los mayores y a los profesionales de los servicios sociales que los tratan y los atienden habitualmente.

Desde el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales se colaborará estrechamente con las Consejerías de Bienestar Social o Asuntos Sociales de las Comunidades Autónomas y con los centros de servicios sociales municipales, a través del convenio con la FEMP, que será la encargada de distribuir toda la información a los ayuntamientos españoles.

INFORMACIÓN A LOS PROFESIONALES SANITARIOS Y PACIENTES

Dentro de las actuaciones del plan, las CC.AA. cuentan con unos protocolos de actuación con información básica y recomendaciones para los profesionales sanitarios de la asistencia hospitalaria, atención primaria y servicios sociales. Dichos protocolos han sido elaborados por el Ministerio de Sanidad en colaboración con las sociedades científicas implicadas en este tema (Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, Sociedad Española de Sanidad Ambiental y Sociedad Española de Epidemiología).

Los protocolos contienen información sobre la identificación y definición de posibles grupos de riesgo, recomendaciones y consejos útiles que se pueden suministrar a los pacientes para evitar los efectos de las altas temperaturas, diagnósticos para identificar síntomas e información sobre medicamentos, tratamientos, atención especializada y medios asistenciales específicos.

BALANCE POSITIVO DEL PLAN EN 2004

El Plan cumplió los principales objetivos establecidos el año pasado, como eran la concienciación social sobre los efectos negativos que sobre la salud puede tener la exposición a las altas temperaturas, la coordinación eficaz entre las distintas administraciones y entidades sociales, así como la prevención, en lo posible, de fallecimientos o del agravamiento de enfermedades por la exposición a un calor excesivo, especialmente entre los colectivos más desprotegidos.

Las medidas puestas en marcha en el Plan, junto a las temperaturas más suaves registradas durante el verano de 2004 en comparación con las registradas el año anterior, disminuyeron los daños del calor sobre la salud de las personas y redujeron la carga asistencial de los servicios sanitarios. En los cuatro meses de vigencia del plan (del 1 de junio al 1 de octubre), el día con temperaturas más elevadas y mayor número de provincias en alerta fue el 23 de julio.

Cruz Roja, por su parte, recibió a través del teléfono de atención gratuita un total de 194.242 llamadas durante todo el verano, que generaron 3.878 visitas domiciliarias y la atención telefónica o personal a 74.326 ciudadanos. Por su parte, las Comunidades Autónomas, que también pusieron en marcha planes específicos, contribuyeron de una forma muy destacada a la disminución de posibles problemas asociados al exceso de temperatura.

PREVISIONES DE METEOROLOGÍA Y CUADRO DE TEMPERATURAS UMBRALES POR PROVINCIAS

Según el avance de tendencias elaborado por el Instituto Nacional de Meteorología se aprecia una tendencia, si bien poco acusada, a que las temperaturas para este próximo verano sean ligeramente superiores a los valores normales, en especial en la mitad sur, con anomalía probable inferior a 1ºC.

Por lo que respecta a las precipitaciones, se manifiesta una muy ligera tendencia a precipitaciones inferiores a las normales en la mitad oeste, en tanto que en el resto no se prevén diferencias significativas respecto de los valores medios.

En cuanto a la activación de los niveles, si durante los siguientes cinco días hay uno o dos con temperaturas superiores a las umbrales se activa al nivel 1 (amarillo). Si hay tres o cuatro días, el nivel 2 (naranja). Y si los cinco días tienen temperaturas superiores a las umbrales, se activa el nivel 3 (rojo).

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir