líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

NUEVA YORK QUIERE TERMINAR CON LA PUBLICIDAD EXTERIOR ILEGAL

Hacer una campaña de publicidad exterior en Nueva York asegura una visibilidad importante incluso a nivel internacional. Todos quieren tener un espacio para su publicidad en la «Gran Manzana», aunque sea de forma ilegal. Según el ayuntamiento, la industria ilegal de la publicidad exterior movió durante 2005 una cantidad cercana a los 20 millones de euros. Pero estas prácticas ilegales están a punto de terminarse en la ciudad. El gobierno de Nueva York comenzará a tomar medidas drásticas en esta materia.

El ayuntamiento asegura que más del 20% de la publicidad exterior de la ciudad es ilegal. Incluso grandes anunciantes como Apple y Citybank tienen publicidad exterior en sitios ilegales o sin los permisos necesarios. Las compañías no han tardado en reaccionar, y afirman que las regulaciones están hechas de tal forma que casi cualquier anuncio que no esté gestionado por una compañía importante de publicidad exterior es ilegal. En teoría, toda aquella compañía que infrinja la normativa tendría que pagar una multa de hasta 20.000 euros por día de exposición, además de correr el riesgo de perder su registro y capacidad de hacer cualquier tipo de negocio en la ciudad.

Desde hace algunos años, las nuevas regulaciones del Departamento de Edificios de Nueva York han estado tratando de regular la situación. Scott Stringer, presidente del distrito, puso en marcha una campaña de «limpieza de calles». «No estoy en contra de la publicidad; este negocio es un importante componente de la ciudad, pero no debe propiciarse el mercado ilegal del que la ciudad no obtiene ningún beneficio y daña a los negocios legales», afirmó entonces.

Las compañías se preguntan por qué ahora tanto interés. Muchos ven la respuesta en el reciente contrato que acaba de firmar la ciudad con la compañía española de publicidad exterior, Cemusa, por 20 años. El ayuntamiento se llevará el 20% de los 15.600 millones de euros que Cemusa calcula ganar con la explotación del mobiliario urbano.

 

UNA CRUCIFIXIÓN, EL RECLAMO PUBLICITARIO DE MADONNAAnteriorSigueintePONTIAC G5 SE SUMA A LA PUBLICIDAD EXCLUSIVAMENTE EN INTERNET

Noticias recomendadas