Publicidad

Oliviero Toscani: "Algún día habrá un juicio de Núremberg contra los publicitarios"

Oliviero ToscaniEs algo así como el "enfant terrible" de la fotografía. Gracias a sus siempre polémicos anuncios para Benetton, Oliviero Toscani se ganó en su día el apelativo de "fotógrafo del escándalo".

En sus anuncios para la firma italiana Toscani retrató a niños discapacitados, a homosexuales y a víctimas de la guerra. Y como no podía ser de otra manera el italiano fue blanco de todo tipo de críticas por lo que muchos no dudaron en etiquetar de "mal gusto".

Quince años después de su “divorcio” con Benetton, todo el mundo conoce sus trabajos para la marca transalpina, pero no sólo por su carácter deliberadamente provocador sino también porque se puso mucho dinero en ellos, reconoce Toscani en declaraciones a la revista alemana especializada en marketing y publicidad Horizont.

Sobre su antigua relación con el mundo de la publicidad, Toscani tiene muy pocas palabras buenas. “Me siento completamente defraudado por la industria publicitaria”, asegura.

Es cierto que en las agencias sigue habiendo gente con talento y con buenas intenciones, pero “esa gente se da por vencida demasiado rápido y trabaja sólo para que le paguen y para no perder sus presupuestos”, explica Toscani.

Si Benetton se atrevió en su día a llevar la controversia a su publicidad, no fue por una cuestión puramente ética, afirma, por otra parte, Toscani. “Fue porque se hizo terriblemente rico y poderoso con ese proceder”, subraya el fotógrafo.

Desde el punto de vista de Toscani, la publicidad es “tonta”. “Trata de hacernos creer que podemos ser como Claudia Schiffer si utilizamos un determinado perfume. O como George Clooney si bebemos un café. Algún día habrá un juicio de Núremberg contra los publicitarios”, recalca el fotógrafo italiano. A su juicio, la publicidad ha hecho y sigue haciendo mucho daño a la gente joven. “Muchas adolescentes se hacen anoréxicas por culpa de la publicidad”, asegura.

Toscani pone también “peros” a Dove y a su iniciativa “Real Beauty”, en la que apuesta por la belleza de mujeres reales. A su juicio, se trata de una iniciativa “racista”. “Todo el mundo es bello, para serlo no se necesita ningún jabón. ¡No hay seres humanos feos!”, apostilla.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir