Publicidad

Olvídese de las grandes audiencias estáticas si no quiere ser engullido por la era de la personalización

come cocosPara tener éxito en el mundo de la publicidad hay que cumplir con dos requisitos imprescindibles: relevancia y personalización. Dos conceptos básicos sobre los que las marcas cada vez ponen mayores esfuerzos, pero se enfrentan al reto de cómo poder hacer esto a gran escala.

Un marketing inteligente es aquel que requiere que el contenido se ajuste a un calendario y a una ubicación que resulte lo más pertinente y personal posible. Los anuncios que ofrecen recomendaciones y consejos o información y contenido útil nos ayudan a mejorar nuestra experiencia.

Todo esto es algo que es necesario saber y, por eso, la pregunta que surge ante este panorama es: ¿dónde se encuentra realmente la industria en este momento? Un estudio realizado por IAB, señala que más de la mitad de los usuarios están dispuestos a ver anuncios personalizados o que les ofrezcan contenido verdaderamente relevante.

La gente entiende el valor del intercambio entre los datos personales que ofrecen y los servicios que reciben. Aunque a muchos les pueda parecer extraño, seis de cada 10 participantes en este estudio han afirmado que les gusta recibir publicidad online siempre que esta cumpla con los requisitos mencionados y puedan obtener algo a cambio de forma gratuita o a muy bajo coste.

El rápido y continuo avance de la tecnología permite que sea cada vez más viable analizar los datos para transformarlos en información relevante. Actualmente, encontramos dos formas de hacer esto:

1. Nivel amplio

Por ejemplo, cambiar el color o las imágenes que contienen los anuncios basándose en el género o datos demográficos del usuario.

2. Nivel específico

Proponer anuncios en base a señales como por ejemplo los productos vistos, ubicación, ingresos, lectura de contenidos o relaciones sociales.

Esta personalización es posible a través de la comprensión de las personas y no del público en general. Es necesario llegar a estas en tiempo real. De cara al futuro, nuestra relación con los dispositivos continuará aumentando lo que significa un mayor volumen de datos.

Las marcas tendrán que adaptarse a lo largo de los próximos años y ser capaces de dar una repuesta con su publicidad, en tiempo real, a nuestras cambiantes necesidades como consumidores. No podrán dirigirse a audiencias estáticas.

No podemos olvidar que, como todo en esta vida, existen unos límites. La personalización puede llegar demasiado lejos. Los usuarios entienden que la información personalizada es útil pero hay una línea que no quieren que las marcas crucen. La clave reside en la educación y la transparencia. La industria necesita sentarse a dialogar sobre un tema de plena actualidad como es el de la personalización de la publicidad para determinar si se está (o no) siguiendo el camino correcto. Una conversación que puede representar un gran paso hacia delante.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir