líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadImagen del packaging de Alcoholic Vodka

El porqué de la feroz honestidad de esta marca de vodka

"Producto extremadamente nocivo": el packaging de esta marca de vodka es brutalmente honesto

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En su packaging y en su publicidad una marca sueca de vodka de nueva hornada, Alcoholic Vodka, coloca bajos los focos los efectos nocivos para la salud del consumo de esta bebida alcohólica.

Puede que el consumo de vodka sea bueno en cantidades moderadas, pero hacerlo en exceso puede poner en jaque la salud de quien lo consume.

Los efectos nocivos del consumo de vodka son los que una marca sueca de vodka de nueva hornada, Alcoholic Vodka, coloca precisamente bajo los focos en su packaging y en su publicidad (tanto que recomienda al consumidor no ingerir el líquido envasado en sus botellas).

«Este producto es extremadamente nocivo para tu salud y puede causar varias enfermedades graves», puede leerse en la página web de Alcoholic Vodka. «Si por alguna razón tienes que beber este producto, por favor bébelo con responsabilidad. Hay muchas alternativas a esta peligrosa bebida. Por favor piénsalo dos veces antes de pedirla», enfatiza la marca de vodka.

La botella de Alcoholic Vodka va acompañada de una ilustración anatómica de un cuerpo humano donde hay diseminados una serie de triángulos rojos a modo de alerta (en sintonía con los textos que advierten en el packaging de la forma en que el alcohol afecta, y no precisamente para bien, a las entrañas de quien lo ingiere).

Alcoholic Vodka es un proyecto de los directores creativos suecos Johan Pihl y Magnus Jakobsson, involucrados ambos en toda en plétora de campañas multipremiadas en el transcurso de los últimos años.

Más que un fenomenal ejercicio de psicología inversa (con el ánimo de hacer apetecible para el consumidor un producto peligroso), el proyecto de Pihl y Jakobssson orbita en realidad en torno a la transparencia (llevada al extremo) que tan de moda se ha puesto en los últimos tiempos en la industria publicitaria.

«La idea emergió cuando nos pusimos a discutir sobre qué marcas se atreverían a apostar al 100% por la honestidad como su única estrategia de marketing», explican Pihl y Jakobsson en declaraciones a Muse. «Determinamos que tal marca no existía, si bien algunas marcas enarbolan ocasionalmente la bandera de la transparencia en sus campañas. Por esta razón decidimos lanza nuestra propia marca, una marca cimentada al 100% en la transparencia en todo, desde el producto al diseño, pasando por la publicidad», añaden.

Muchas marcas de vodka (la mayoría en realidad) invierten millones es «esconder la verdad», se lamentan Pihl y Jakobsson. «El nuestro es un proyecto que anclado en la verdad en su vertiente más dura se propone aceptar cualquier resultado en relación con la manera en que los consumidores perciben el producto», aseveran.

«Comenzar un producto desde cero como hemos hecho nosotros siempre es duro, especialmente si hablamos de un producto se critica a sí mismo sin piedad», dicen Pihl y Jakobsson. «No habrá probablemente ninguna otra marca de bebidas espirituosas que quiera encomendarse a semejante enfoque», indican. Reconocen en este sentido que no tiene francamente ni idea de quienes querrían comprar realmente su marca de vodka.

«Es parte de la razón por la que creamos nuestra marca, no saber exactamente dónde encajaría, si es que va a encajar en algún sitio», señalan. «Si nadie absolutamente quiere este producto, está bien. Al menos le dimos una oportunidad a la verdad sin filtros en una categoría donde la honestidad pura está más o menos en peligro de extinción», subrayan.

De lo que no hay duda es de que el packaging de Alcoholic Vodka llama inevitablemente la atención y se las ingenia para destacar entre la multitud. “»nvertimos mucho tiempo llevando el diseño en la dirección correcta, intentando conseguir algo que fuera informativo y atractivo al mismo tiempo», dicen Pihl y Jakobsson.

Temas

Salud

 

4 cambios que podrían poner patas arriba (otra vez) el mundo del trabajo en 2022AnteriorSigueinteLos regalos de los españoles siguen a merced de la tiranía de los clichés de género

Contenido patrocinado