Publicidad

Patrocinio deportivo, la práctica publicitaria que se lo juega todo "a un penalti"

2014El patrocinio deportivo es una práctica publicitaria que parece llevar el apellido de lucro y un Mundial de fútbol es el Santo Grial de los anunciantes. Este año Brasil se va a convertir en el mejor escaparate para las marcas, pero tienen que tener en cuenta ‘que no todo vale’.

El Mundial de fútbol significa una oportunidad de oro para quien sepa aprovecharlo, pero la competitividad será feroz por lo que prevalecerá la ley del más fuerte, del más creativo y del que mejor sepa jugar sus cartas.

Tan sólo las marcas más grandes tienen la oportunidad de hacerse con parte del lucrativo pastel del patrocinio deportivo. Asegurarse una posición de privilegio garantiza tener audiencia y eso cuesta mucho dinero, pero existen anunciantes que aprovechan situaciones para “fastidiar” al que tanto ha invertido.

Un curioso ejemplo es lo que ocurrió en el mundial de natación, donde el partner oficial, Speedo, vió turbada su presencia por su competidor Arena, que acaparó todas las miradas al repartir aplaudidores con su logotipo. Esta práctica se llama ambush marketing, y puede convertirse en el peor enemigo de los que pagan mucho para asegurarse su presencia mediática.

Este tipo de prácticas están reguladas, pero muchos son los anunciantes que se buscan los “recovecos” normativos para generar atención mediática y hacer sombra a los patrocinadores estrella.

Como en todas las prácticas “marketeras” sobresalir entre todo el ruido publicitario es el gran reto, y en el especial sobre publicidad que ha publicado la versión impresa del diario El Mundo son muy conscientes de ello.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir