líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Un terrón de azúcar rapero se ufana de ser un maestro del disfraz en este spot

Marketing y PublicidadFotograma del spot "Lil Sugar - Master of Disguise"

Este spot advierte de la habilidad del azúcar para disfrazarse en los alimentos

Un terrón de azúcar rapero se ufana de ser un maestro del disfraz en este spot

Un terrón de azúcar con mucho arte para el rap protagoniza un nuevo y divertido spot de Hip Hop Public Health para advertir de los peligros del consumo excesivo de azúcares.

El azúcar se abre paso en los alimentos bajo todo tipo de nomenclaturas (a menudo deliberadamente abstrusas) que pasan inadvertidas a ojos del consumidor. En torno a la habilidad del azúcar para esconderse bajo múltiples disfraces pivota precisamente un nuevo y divertido spot de la ONG Hip Hop Public Health.

Protagoniza el anuncio un malévolo terrón de azúcar con mucho arte rapeando al que da voz el cantante de hip hop de Run DMC Darryl McDaniels. El azucarado protagonista del spot se ufana de ser capaz de agazaparse bajo múltiples nombres diferentes en todo tipo de alimentos. 

Por esa razón el terrón de azúcar, que responde al nombre de Lil Sugar y exhibe un diente con caries, se pasea ataviado con numerosos disfraces por el spot. Y cuando se dirige por primera vez al espectador, lo hace en una intencionadamente meliflua a fin de enmascarar su perversa naturaleza.

La canción que entona el terrón de azúcar en el anuncio advierte además al espectador de los peligros solapados a la ingesta excesiva de azúcar, que puede desembocar en enfermedades como la diabetes y la obesidad.

Rubricado por la agencia Area 23 y el estudio de animación Zombie Studios, el spot forma parte una campaña más amplia que incluye también una web, una app interactiva y el libro infantil «Lil Lugar Master of Disguise».

El volumen viene precedido de un prólogo del doctor Olajide Williams, fundador de Hip Hop Public Health y profesor de neurología de la Universidad de Columbia.

«La obesidad infantil continúa siendo uno de los problemas de salud más urgentes de abordar entre la gente joven y el COVID-19 no ha hecho sino magnificar el problema», enfatiza Williams. «El objetivo de Lil Sugar es equipar a los padres, los niños, los educadores y el público en general con las herramientas necesarias para emprender acciones contra las nocivas consecuencias del consumo excesivo de azúcar».

Lil Sugar es un personaje que se diseñó específicamente para conectar tanto con los niños como con sus padres, enfatiza, por su parte, Tim Hawkey, chief creative officer de Area 23. «Trabajar con una leyenda del hip hip como Darryl McDaniel hace posible que la campaña conecte de manera divertida y atractiva con el target adecuado, particularmente con comunidades tradicionalmente marginadas en el plano social y económico», añade.

Temas

Salud

 

Este spot de la NBA es un centelleante desfile de estrellas del baloncesto de ayer y hoyAnteriorSigueinte¿Qué pone la zancadilla a la diversidad, la equidad y la inclusión en el marketing?

Contenido patrocinado