Publicidad

El consumidor bebe los vientos por la publicidad personalizada

La personalización, la clave para neutralizar la bomba del hartazgo publicitario

El 54% de los consumidores están en términos generales más predispuestos a interactuar con la publicidad si ésta es personalizada y está ajustada a sus deseos, intereses y necesidades.

pèrsonalizaciónEl ecosistema mediático, en particular aquel que hunde sus raíces en la red de redes, está cada vez más fragmentado. Y como consecuencia de la fragmentación rampante, para las marcas capturar la atención del consumidor en los entornos online se ha convertido en una tarea harto complicada (pese al afán de los marketeros por bombardear con mensajes comerciales al cliente).

Según un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por la empresa de investigación de mercados YouGov, el 73% de los consumidores se sienten bombardeados por la publicidad que los anunciantes tienen a bien apostar casi en cada esquina.

Ante semejante bombardeo, el consumidor ha aprendido lógicamente a sortear los anuncios que salen constantemente a su paso. Pero, ¿cómo pueden las marcas recuperar su exigua atención? La respuesta a esta pregunta parece pasar por la personalización.

El 54% de los consumidores coincide en señalar que estarían en términos generales más predispuestos a interactuar con la publicidad si está estuviese ajustada a sus deseos, intereses y necesidades. Y sólo el 32% le haría ascos a este tipo de publicidad.

La personalización, la clave para neutralizar la bomba del hartazgo publicitario

La edad tiene un impacto sobresaliente es la disposición del consumidor a poner ojitos a la publicidad personalizada. El 59% de los consumidores de entre 18 y 34 años se declaran más prestos a interactuar con los anuncios cuando estos han sido previamente adaptados a sus intereses. Esta proporción desciende, en cambio, hasta el 51% en el caso de los consumidores de entre 50 y 64 años y aquellas personas mayores de 65 años.

Si nos detenemos en el género del consumidor, las mujeres son en general más propensas a dejarse hechizar por la publicidad personalizada. El 61% de las féminas de entre 18 y 34 años tiende la mano a los anuncios aclimatados a sus intereses personales. Una proporción que desciende hasta el 57% en el caso de los hombres del mismo grupo de edad.

Por otra parte, los consumidores abiertos a la targetización de la publicidad aceptan también de mejor gana los métodos utilizados por los anunciantes para generar ingresos online.

El 69% de los consumidores más predispuestos a interactuar con la publicidad convenientemente targetizada cree, por ejemplo, que es perfectamente justo que los internautas deban contemplar anuncios a cambio de tener acceso a contenido gratuito. Esta proporción se desploma hasta el 48% entre los consumidores que se empeñan en hacer ascos a la publicidad personalizada.

Otro dato que es potencialmente de mucho valor para los anunciantes es que los consumidores más prestos a dejarse seducir por los anuncios personalizados tienden a fijar la mirada en productos y servicios premium. El 63% dice decantarse por este tipo de productos y servicios, un porcentaje que se devalúa hasta el 48% en el caso de quienes no dan su beneplácito a la publicidad targetizada.

De manera similar, el 52% de los consumidores del primer grupo coincide en señalar que las marcas conocidas son habitualmente mejores que las marcas genéricas. Y sólo el 36% de los consumidores del segundo grupo sostiene idéntico parecer.

La personalización, la clave para neutralizar la bomba del hartazgo publicitario

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir