Publicidad

Play-Doh nos devuelve a la infancia en una artesanal campaña llena de fantasía

Si echa la vista atrás seguro que recuerda las largas tardes de juegos en la que la plastilina se convertía en la puerta de entrada a un mundo de imaginación sin límites.

Estos juegos moldeables daban rienda suelta a la creatividad de los más pequeños de la casa y lo cierto es que, a día de hoy, lo siguen haciendo gracias a Play-Doh, la marca más reconocida.

Es por ello que la compañía, para celebrar sus más de 60 años acompañando a los infantes, lanzar una especial campaña creada por la agencia DDB Paris y en la que se recupera la esencia de la niñez.

Se trata de una serie de piezas gráficas en el que el protagonista es el color y la fantasía y en las que no falta ni un solo detalle.

Y es que la realización de este proyecto ha sido realmente costosa y no en términos económicos sino en lo referente a tiempo, esfuerzo y trabajo.

Para dar vida a este mundo se utilizaron 948 botes de plastilina parta crear 71 personajes, 15 árboles y 25.483 hierbas de césped e invirtieron 10 meses en su creación.

Sin embargo, viendo el resultado, el esfuerzo ha merecido la pena.

"El mundo de Play-Doh es la prueba de que si no te olvidas de soñar como un niño, ocurren cosas maravillosas. Espero que el mundo se parezca un poco más a esto en los próximos años y eso depende de nosotros y lo que le enseñemos a nuestros hijos", explica Alexander Kalchev, director creativo de la agencia.

Te recomendamos

ATRESMEDIA

FIESTAMKD

Yoigo

Podcast

A3media

Compartir