líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadImagen de Marcos de Quinto en el programa Horizonte de Cuatro

Las campañas de desprestigio a las que se enfrentan las marcas

El "poder de lo negativo": Marcos de Quinto habla sobre las campañas de desprestigio y la ley publicitaria

Marcos de Quinto, exvicepresidente de The Coca Cola Company, aportó su visión en el programa Horizonte (Cuatro), acerca de la ley publicitaria, las campañas que atacan a las marcas, las redes sociales y la propaganda política.

Marcos de Quinto, exvicepresidente de The Coca Cola Company, habló de marcas y publicidad en el programa Horizonte de Cuatro presentado por Iker Jiménez, que ayer 3 de marzo se centró en las campañas de desprestigio a raíz del caso «Barçagate».

En primer lugar y tras ser preguntado por el presentador, de Quinto aseguró que las campañas de desprestigio a las que tienen que hacer frente las compañías «son continuas», apuntando también a «agresiones» dentro de las categorías. «Se puede atacar a una marca, a la corporación o a la categoría», recalcó.

«Influir es legítimo, todos en esta vida queremos influir, una marca quiere influir porque quiere que la elijan a ella en vez de otra marca, y un candidato a un club de fútbol también pretende influir porque quiere quedar mejor que otro candidato», explicó. «La comunicación y la publicidad siempre hablan en positivo de uno. En una carrera de bicicletas, tú puedes ganar de dos maneras. O pedaleando más fuerte que el otro, o metiendo un palo en las ruedas del contrario, y eso es un poco lo que nosotros llamamos black marketing«, dijo Marcos de Quinto.

«La publicidad curiosamente no puede hablar por ley mal de nadie, solamente hablas de ti, y además tienes que decir la verdad. Porque la ley de Publicidad es como un contrato, si tú ves un anuncio de algo y resulta que el producto no cumple las expectativas tú puedes ir a un juzgado y decir que es un contrato», recordó. No obstante, en el contenido y las redes «te saltas todas las leyes de publicidad». El contenido puede, amparado en la libertad de expresión, decir inexactitudes, aseguró.

Marcos de Quinto habló también del poder de la maldad y lo negativo, que se recuerda muchísimo más que lo positivo. «Una vez que alguien ha hecho un libelo respecto a una persona o a algo, aunque al final se demuestre que es falso, siempre va a quedar aquí», recordó. Se trata, por tanto, de algo muy efectivo y muy difícil de contrarrestar.

Pero este tipo de campañas no se reducen a las redes sociales. «Cuando hay campañas serias de desprestigio se producen incluso en cadenas de televisión, porque hay un tema que es paradójico. La publicidad no puede mentir, sin embargo, un colaborador de un programa como yo sí», enfatizó.

¿Cómo responden las marcas a las campañas de desprestigio?

Las empresas, según Marcos de Quinto, tienden a ser conservadoras. «Muchas de las empresas de relaciones públicas o de lobbies siempre dicen que lo mejor es no reaccionar. Porque no reaccionas y, si se apagan las cosas, te dicen “’ves como teníamos razón’; y si no se apagan, que hubiera sido todavía peor. Es como un comodín, hay mucha trampa en ese tipo de empresas», detalló.

«Lo mismo que está sucediendo en redes sociales, cuando yo era joven y empecé a trabajar en Coca-Cola, si no gustaba el anuncio, había ciertas asociaciones y lo que recibías eran cartas«, contó el exvicepresidente de la multinacional en el programa de Cuatro. Con la tecnología, esto sucede «a lo bestia», señaló.

Entrando en el tema político, de nuevo recordó que, aunque la publicidad no puede mentir, «curiosamente hace muchos años los políticos sacaron la propaganda política de la ley de Publicidad. Cuando ves publicidad política sí pueden mentir, no están sujetos a la ley publicitaria«, explicó.

¿Cómo ha cambiado el coronavirus el sector alimentario? Las 5 principales tendenciasAnteriorSigueinteA Instagram se le va la mano con la escoba y esconde "likes" de más bajo el felpudo

Noticias recomendadas