Publicidad

Por qué en la publicidad las mentiras tienen las patas tan cortas

mentirasAdelgazar de la noche a la mañana, arreglar cualquier cosa con un “mágico” movimiento de manos… En su publicidad los anunciantes prometen a los consumidores el oro y el moro. Pero, ¿hasta qué punto sus realistas las fantásticas promesas con las que tanto les gusta a las marcas “adornar” sus anuncios?

Esta es precisamente la pregunta que se ha propuesto responder “Werbe-Check”, un nuevo programa estrenado ayer en la televisión por la cadena pública alemana ARD. Y lo cierto que es tras verlo, una cosa queda meridianamente clara: que las marcas tienen en realidad muchas cosas en común con Pinocho.

Uno de los anuncios que la ARD pone en la picota en su nuevo programa es el spot del producto adelgazante Almased. En el anuncio, lleno hasta los topes de tópicos (no puede faltar la chica de cuerpo escultural que luce “tipazo” en la playa), una voz en off se descuelga con esta frase: “Para todos aquellos que necesitan mañana mismo lucir tipo en bikini”. ¿Qué nos quiere decir Almased con esta frase? ¿Que con sus productos es posible perder peso en un plazo de apenas 24 horas? ¿Es posible que Almased se atreva a tomar el pelo hasta tal punto al espectador? Parece que sí.

Las personas que conforman el equipo de investigación de “Werbe-Check” se ponen, en todo caso, manos a la obra para probar o desmentir la eficacia de los fantásticos polvos adelgazantes de Almased. Una mujer a todas luces “rellenita” llamada Katrin se agencia cuatro botes de Almased y se propone estudiar las “maravillas” que obra en su propio cuerpo este producto supuestamente adelgazante. Durante dos semanas Katrin se alimenta única y exclusivamente del concentrado adelgazante en polvo de Almased y de sopa y, transcurrido este tiempo, se dispone a imitar a la escultural chica del anuncio. ¿El problema? Que aunque Katrin ha perdido 5 kilos, sus 98 kilos de peso no le permiten competir en igualdad de condiciones con la sensual mujer del spot de Almased.

Para el experto en nutrición Andreas Pfeiffer la cuestión no es, con todo, si Katrin debería haber perdido más o menos peso sino si su pérdida de peso no se traducirá finalmente en el temido “efecto rebote”.

El siguiente anuncio que “Werbe-Check” pone bajo la lupa es el de la marca de cinta autoadhesiva Tesa. En el spot de marras un niño finge levantar sobre sus hombros una pesada lavadora que en realidad está fijada firmemente a la pared con la cinta autoadhesiva Powerbond de Tesa. ¿Demasiado increíble para ser cierto? Efectivamente. El equipo de ARD solicita a dos mujeres que imiten la hazaña protagonizada por el niño en el spot de Tesa y consiguen que la lavadora quede fijada a la pared, sí, pero sólo durante una milésima de segundo.

Ni que decir tiene que, habiendo pruebas de por medio, las mentiras en la publicidad tienen efectivamente las patas muy cortas.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir