Publicidad

Los publicitarios ejercen la prostitución, según Oliviero Toscani

Por qué la (prostituida) publicidad es un gigantesco burdel a ojos de Oliviero Toscani

"Los publicitarios y las agencias de publicidad venden su alma por dinero. Eso a mí modo de ver es prostitución", denuncia Oliviero Toscani, director creativo de Benetton.

oliviero toscaniOliviero Toscani, que en los años 80 y 90 regaló a Benetton campañas de alto impacto visual y provistas de elevadas dosis de provocación (la emanada de los problemas sociales más lacerantes), regresaba a finales del año pasado, cual hijo pródigo, a la firma sobre la que apuntaló en gran parte su refulgente y eternamente chispeante talento.

Pese a cargar con 76 años (muy bien llevados) sobre sus espaldas, el espíritu naturalmente combativo de Toscani continúa incólume y vuelve a estar al servicio de Benetton. Una compañía que no es evidentemente la misma que aquella (mucho más esplendorosa) que dejó allá por el año 2000, reconoce el director creativo de Benetton en una entrevista concedida recientemente a W&V. “Y se trata de algo que tiene que ver de alguna manera con la edad, con la mía en primer lugar”, dice el fotógrafo.

En cuanto a la publicidad, esa que tanto se ha nutrido de su desbocado talento, Toscani cree “muchos publicitarios se contemplan a sí mismo como artistas, pero no lo son en realidad”. “Son traidores y mentirosos. Se aprovechan de títulos como ‘director de arte’ o ‘creativo’. Los publicitarios y las agencias de publicidad venden su alma por dinero. Eso a mí modo de ver es prostitución. Y se pavonean y se jactan además de ser alguien”, denuncia Toscani.

Si los publicitarios ejercen la prostitución, ¿no la ejerce también de algún modo Toscani? “Yo no contemplo la publicidad del mismo modo que las agencias de publicidad. Naturalmente trabajo en publicidad, pero yo no me doblego al dictado comercial”, subraya Toscani.

“En realidad yo hago lo contrario a la publicidad tradicional. Escucho lo que dice el marketing y fabrico a continuación lo opuesto. La gente de marketing es demasiado conformista. No miran al futuro. Todo lo que les mueve tiene la mirada puesta en alguna forma de pasado en que todo era supuestamente mejor”, asegura el director creativo de Benetton.

A juicio de Toscani, “la publicidad tal y como hoy la conocemos está muerta. Y debe cambiar si quiere realmente sobrevivir”.

“¿Quién se interesa a día de hoy por la publicidad? BMW es igual que Porsche o que Mercedes-Benz. Todos fabrican la misma basura publicitaria. Podríamos intercambiar sus logos y no saber qué campañas son de Porsche, BMW o Mercedes-Benz. Por no hablar de que la gente ya no tiene a bien dirigir su mirada a los anuncios. La publicidad sólo molesta”, recalca.

Si la publicidad está su lecho de muerto, ¿es Toscani el galeno que la devolverá a la vida? No necesariamente. “Pero en todo lo que hago yo asumo el papel de situacionista. No me doblego a ningún dictado y estoy convencido de que basta con observar lo que hay alrededor y dar cuenta de lo que acontece en la sociedad en nombre de la marca”, dice Toscani.

En cuanto a la etiqueta de artista provocativo que tantos le endosan (quizás alegremente), Toscani reconoce que muchos creen que cimenta su trabajo en el escándalo. Aun así, quienes sostienen tal parecer se equivocan de medio a medio. “Quienes creen que mi trabajo consiste en provocar escándalos de manera deliberada no han comprendido nada en realidad. Yo me limito a observar”, señala.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir