Publicidad

Por qué la publicidad es a veces un atraco a mano armada (de la atención del consumidor)

atencion¿Qué tienen que ver Alexa, Donald Trump, la selección de imágenes en los medios y la muerte de la sociedad liberal demócrata? ¿Cuál es el lazo que une a estos cuatro temas? El filósofo y escritor Richard David Precht trazó ayer durante su intervención en el congreso de medios Deutscher Medienkongress la línea, aparentemente invisible, que los une, y aprovechó de paso para dar un fuerte tirón de orejas a la industria publicitaria.

La digitalización, que desde el punto de vista de Precht debería traducirse en un “aumento del pensamiento eficiente”, está llevando al universo mediático a protagonizar una situación verdaderamente histórica (en el mal sentido). ¿Por qué? Porque con la excusa de la digitalización el contenido mediático se está banalizando, advirtió Precht.

Prueba de ello es la nueva economía de la atención nacida al calor de la red de redes, donde los foros de discusión son una estupenda (y grosera) manera de embolsarse sobresueldos, indicó Precht.

¿Lo peor? Que lo que sucede en internet termina reproduciéndose en la vida real. Ahí está la victoria de Donald Trump en las urnas para demostrarlo. “Estamos asistiendo en vivo y en directo a la disolución de la sociedad liberal demócrata”, explicó.

Y los medios son en gran parte responsables de la destrucción de esa sociedad, apostilló Precht. “La pluralidad de las opiniones en los medios de comunicación de masas se ha reducido ostensiblemente”, diagnosticó.

Si las noticias cobijan siempre los mismos comentarios y las mismas fotos, la pluralidad y, por ende, la credibilidad de los medios se van definitivamente al garete. Pero de la extinción de los medios plurales y creíbles tienen no sólo la culpa los periodistas sino también los ciudadanos. “Una gran parte de la publicidad no se preocupa de informarse a fondo de lo que acontece en el mundo”, denunció.

En su ponencia Precht se refirió además a la destrucción (masiva) de empleos que se avecina en nombre de la ubicua y omnipotente digitalización. “En 20 años la mitad de los que estáis aquí no tendréis trabajo”, profetizó. “Y las personas no podrán definirse ya en base a su actividad profesional”, añadió.

A juicio de Precht, en una sociedad sin empleos la humanidad deberá reemplazar la motivación de trabajar (y llenar todos los meses la cuenta bancaria) con la motivación de servir al bien común. Y para que ese canje de motivaciones se lleve a cabo con éxito, el sistema educativo deberá transformarse por completo y deberá hacerlo con la inestimable ayuda de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, no todas las nuevas tecnologías se prestan a cambiar (de una manera positiva) el mundo. Es el caso del asistente de voz Alexa, al que Precht acusa de reducir peligrosamente la comunicación (real) entre personas.

Precht puso punto y final a su intervención en el Deutscher Medienkongress con un auténtico “latigazo” que laceró a buen seguro el espíritu de los marketeros y los publicitarios allí congregados: “Reflexionad con sumo cuidado si vais a hacer publicidad para Alexa y si vais a seguir haciendo publicidad centelleante, e intrusiva, en todas las pantallas. ¡Recordad que todo esto no dejar de ser un atraco a mano armada de la atención del consumidor! Tened en cuenta además que todos queremos vivir en una sociedad que esté no sólo preparada para el futuro sino que sea también apta para nuestros nietos”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir