Publicidad

¿Presionan demasiado los medios y la publicidad a la mujer para que sea una "superwoman"?

multitarea productividad superwoman super mujerEn los últimos años el número de mensajes que fortalecen a las mujeres en los medios y en la publicidad no ha hecho más que aumentar. Ahora se están transmitiendo más mensajes dirigidos a las mujeres que nunca antes en la historia, y a diario, somos testigos de marcas, medios, y gente corriente que habla del poder de la comunicación femenina, o lo que es lo mismo, la “fem-com”.

Desde una perspectiva del marketing, aquí se engloban campañas como la de Dove Beauty Sketches, la de #LikeaGirl de Always o la de #ShineStrong de Pantene. Por su parte, Sport England está animando a las mujeres a empezar a moverse, o GoldiBlox está en un proyecto para inspirar a la próxima generación de ingenieras, y el año pasado Mattel lanzó la “Barbie Empresaria”, pero estos son solo un puñado de ejemplos.

Por lo tanto, no hay ninguna duda de que nos encontramos en una época de un importante fortalecimiento de la mujer y en la que la “fem-com” es un gran negocio. Se está animando a las mujeres y niñas a que sean fuertes, y que redefinan sus nociones de éxito. Este motor para el cambio se siente imparable. Es un reconocimiento maravilloso de que las mujeres están en el asiento del conductor. Representa la parte buena de la publicidad, que cuando se ejecuta bien, puede generar un cambio positivo.

Pero no todo es bueno. Es cierto que la publicidad vende conceptos de lo que es normal y de lo que debería ser. Estas marcas, celebridades e instituciones que le hablan a las mujeres les están diciendo que nunca deben aceptar la mediocridad, que deben esforzarse al máximo todos los días, dar hasta que no haya nada más que dar, hacer historia, ser ambiciosas, fuertes, cambiar el mundo. Es emocionante, pero ¡ojo!, esto puede resultar excesivo.

La empresa Southpaw realizó una investigación conjunta con Sanctuary Spa que reveló que el 88% de las mujeres británicas cree que las marcas y los medios de comunicación están presionándolas demasiado para ser perfectas y cuatro de cada diez siente que está a punto de quemarse.

La gran ironía de campañas “fem-com” es que la presión de ser una superwoman que todo lo conquista y consigue, en realidad las limita: el 62% de las mujeres considera que su falta de tiempo para sí misma es lo que las detiene en la vida. La “fem-com” está retratando un ideal que es difícil alcanzar, con la presión de que hagan más, den más, y sean más. No es saludable. Como Arianna Huffington dice, es llevar a las mujeres a “la autopista del ataque al corazón”. Es hora de las marcas y medios se den cuenta de que en realidad un exceso de mensajes de empoderamiento de las mujeres no son positivos.

El equipo que realizó la investigación llegó a la conclusión de que es necesario lograr un equilibrio y romper con la idea que de que el éxito de la mujer se define por ser una “superwoman” que puede con todo. En su lugar, la “fem-com” debe transmitir a las mujeres que el éxito y el bienestar residen en dar un paso atrás de vez en cuando, apreciando los momentos personales y relajándose. Esto no significa que haya que acabar con la lucha de las mujeres por la igualdad, sino que hay que reconocer la necesidad de relajar la presión que se ejerce sobre las mujeres para darles la posibilidad de relajarse, y que esta idea se convierta en la nueva norma de la “fem-com”.

Bajo esta premisa, Southpaw ha creado la campaña #LetGo con Sanctuary Spa para inspirar a las mujeres a luchar por el equilibrio en sus vidas, y aliviar la presión que se ejerce en las mujeres modernas.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir