líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

PRIMERAS REACCIONES A LA CAMPAÑA CONTRA EL ABORTO DE LA IGLESIA

Redacción

Escrito por Redacción

La Iglesia Católica lanzó una campaña contra el aborto que planteaba que en España las especies en peligro de extinción contaban con mayores garantías jurídicas que los embriones, que fue secundada por los partidos políticos más conservadores, que se alejaron de esta propuesta.

Los carteles de la estrategia de sensibilización de la Iglesia de Roma muestran a un bebé de unos seis meses al lado de un lince ibérico, señalando que el derecho a la vida de niño por nacer no está tan protegido como la del animal.

Sin embargo, las críticas a la Iglesia más llamativas provinieron de sectores tradicionalmente conservadores, como CiU y el PNV, que catalogaron el proyecto como «agresivo», «populista», «extremista» y «provocador»

«Es valorable que se estimule la sensibilidad hacia la protección de los animales, pero es paradójico que no se proteja al ser humano», expresó con motivo del lanzamiento de la campaña Monseñor Martínez Camino, portavoz de la institución.

Estas palabras del representante de Roma tampoco fueron bien recibidas en sectores más progresistas de la sociedad, como el PSC, quien calificó la campaña de agresiva e inaceptable ya que considera que la comparación del bebé con el animal es muy desafortunada.

La publicidad de la Iglesia tampoco gustó a los ambientalistas de Ecologistas en Acción que pidieron la retirada de la campaña y recordaron que este planeta todos tenemos derecho a la vida.

La polémica campaña de la Iglesia se podrá ver en 1.300 vallas publicitarias desde el 16 al 30 de marzo y es obra de la agencia Arts&Press, que además preparó 8 millones de folletos, que serán distribuidos en los templos. La Conferencia Episcopal explicó a MarketingDirecto que no haría públicas las cifras de inversión en la campaña.

 

MANIFIESTO DE LA PUBLICIDAD EN DEFENSA DE UN USO CORRECTO DEL ESPAÑOLAnteriorSigueinteNACE LA 1ª AGENCIA DE COMUNICACIÓN EN FEMENINO

Contenido patrocinado