líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadFotograma del spot #StopTitaShaming de Julie's y Gigil

El humor de este spot filipino no es de este mundo

El protagonista de este surrealista spot filipino paga muy caras sus maliciosas "risitas" en el gimnasio

La agencia filipina Gigil vuelve a dar cuenta de su loquísimo sentido del humor en un spot para la cadena local de panaderías Julie's.

Quienes hayan pecado alguna vez de incurrir en la mofa (dirigida contra otras personas) en el gimnasio se lo pensarán probablemente dos veces antes de incurrir de un comportamiento tan poco edificante. Así lo sugiere al menos el nuevo y delirante spot de Julie’s, una cadena local de panaderías afincada en Filipinas.

El anuncio de Julie’s se desarrolla en el gimnasio, donde dos mujeres de mediana edad ataviadas con coloridas mallas de licra levantan pesas animadamente frente al espejo. Hace entonces acto de presencia un joven que, pese a esmirriado y poco tonificado físico, comienza a burlarse de las dos mujeres.

«Así que esta es la razón por la que huele tanto a linimento», dice el muchacho tan pronto como su mirada repara en las dos mujeres, a las que tiene a bien dedicar palabras absolutamente maliciosas.

Harta de los improperios que el joven dedica a las dos féminas, aparece de repente una tercera mujer que se dispone a dar su merecido al descortés muchacho.

Ni corta ni perezosa, la mujer amasa el blandengue cuerpo del joven y lo mete en el horno para sacarlo convertido en una humeante bandeja de apetitosos bollos.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

El spot, pensado para conmemorar el 40º aniversario de Julie’s, es otra extravagante creación de la agencia afincada en Manila Gigil, la misma que en los últimos meses nos ha regalado extravagantes anuncios para marcas como RC Cola o Mega Tuna.

La idea para alumbrar tan estrambótico spot fueron los perversos estereotipos que hay aleteando habitualmente en torno a las mujeres de mediana edad en Filipinas o «titas» (tal y como se las conoce en el país asiático). «Tenemos una relación de amor-odio con las titas. Hay titas malas, que se empeñan en hacer comentarios negativos sobre casi todo, pero también titas buenas, aquellas en las que puedes confiar. Y están también aquellas titas de la que gente tiende a burlarse por su querencia por las aceites esenciales, el zumba y la laca de uñas», explica Dionie Tanada, director creativo asociado de Gigil.

Puesto que las «titas» forman parte del ADN de Julie’s, Gigil decidió romper una lanza a favor de ellas en el último spot de la marca. «Julie Gandionco, la fundadora de Julie’s, tenía ya más de 50 años cuando decidió montar su propia panadería», recuerda Tanada. «Creemos que la campaña #StopAuntieShaming es una forma estupenda de festejar el 40º aniversario de la marca. Como Julie’s, queremos que las titas filipinas celebren su edad y demuestren que a quienes se mofan de ellas que están equivocados y pueden perfectamente hacer realidad sus sueños», subraya Tanada.

Silvia Leiva, nueva Insights Director de OMD EspañaAnteriorSigueinteDiez habilidades necesarias para convertirse en un buen líder

Noticias recomendadas