Publicidad

La publicidad avanza paso a paso en la autonomía y empoderamiento de la mujer

La publicidad avanza paso a paso en la autonomía y empoderamiento de la mujerLa representación de la mujer en la publicidad es un tema cada vez más presente en los debates de la industria.

Una de las últimas muestras de empoderamiento femenino orquestada por el sector, la encontramos en la estatua de la niña (conocida como “Fearless Girl”) que McCann Nueva York situó delante del popular toro de Wall Street como parte de una campaña para State Street Global Advisors.

Un claro ejemplo de que este 2017 las marcas están buscando llegar a unos consumidores inmersos en un marco de defensa de los derechos de la mujer. Se suma así a una lista que por suerte aumenta cada vez más de iniciativas como la campaña de #LikeAGirl de Always (Procter & Gamble).

El movimiento para luchar por los derechos de la mujer ha evolucionado. En palabras de Hans Dorsinville, vicepresidente ejecutivo y director creativo de la agencia Laird+Partners, “los millennials (especialmente las chicas) no se callan cuando ven una injusticia o sí ven que la publicidad presenta a la mujer a través de estereotipos”.

“Esta generación no duda en castigar a los anunciantes que se aferran a anticuadas ideas”. Motivo por el que algunas organizaciones trabajan para aumentar la conciencia de las marcas ante este tema. Y lo hacen con acciones como #WomenNoObjects.

Echamos la vista atrás y ponemos el foco en el 8 de marzo: el Día Internacional de la Mujer. Una jornada en la que fuimos testigos de numerosas campañas en las que se empoderaba a las mujeres y niñas mostrando una imagen real de estas.

Una original iniciativa nos llegó de la mano de YouTube y #HerVoiceIsMyVoice. Una compilación de vídeos con discursos de mujeres que han conseguido inspirarnos a todos.

Pero si hablamos de una marca comprometida con esta lucha es Lane Bryant. Y el ejemplo perfecto de su objetivo es la campaña “This Body”. Una acción protagonizada por cinco modelos de tallas grandes cuyo mensaje es que hay que aceptarse a uno mismo.

“Nuestra opinión es que las mujeres tienen que aspirar a aceptarse tal y como son, apreciando sus diferencias. No importa si hablamos del peso, forma del cuerpo, color de piel, pelo o tatuajes. Hay que trabajar la auto aceptación a nivel personal y social”, señala Dorsinville.

La marca se asoció en 2016 con Refinery29, Aerie, Getty Images y la actriz de Orange is the New Black, Danielle Brooks, para lanzar el conocido como “Proyecto 67%”. Un porcentaje que responde a la cantidad de mujeres estadounidenses que tienen una talla 14 o superior (talla 44 en Europa). Lo más llamativo es que sólo el 2% de la publicidad las representa.

Cambiamos de tercio y ponemos la vista ahora en las niñas. La icónica marca Mattel está trabajando el empoderamiento y la capacidad de decisión de las niñas a través de su gran embajadora: Barbie.

La campaña “You Can Be Anything” deja claro que las niñas son libres de soñar con el futuro que deseen.

Estos son solo algunos ejemplos de los pequeños pasos que está dando la industria publicitaria. Pero queda mucho camino por recorrer.

No son ajenos en el tiempo los casos de publicidad machista o sexista que siguen sucediéndose. Como tampoco lo son aquellas campañas en las que se sexualiza a la mujer o se hacen distinciones en función del sexo.

La publicidad es una poderosa herramienta a la hora de establecer pautas y cánones sociales por lo que debe ser trabajada con cuidado.

No podemos hablar de creatividad cuando lo único que se hace en muchas ocasiones es adornar los anquilosados clichés y estereotipos en los que tanto esfuerzo se está poniendo por derribar.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir