Publicidad

Publicidad en la cara que no es por la cara: un hombre vende su rostro a los anunciantes por 100.000 euros

Uwe Tröschel, un alemán de 42 años, está dispuesto a tatuarse anuncios en la cara, pero no a cualquier precio. 100.000 euros es el caché publicitario de su rostro. Y aunque sus tarifas no sin ni muchos menos baratas, lo cierto es que las ofertas no paran de lloverle a Tröschel.

“Mi correo está lleno. He recibido más de 50 emails después de que Bild se hiciera eco de mi historia. Muchas marcas tienen realmente interés en mi rostro. Lo malo es que no hay mucho espacio”, explica Tröschel, en declaraciones al diario alemán Bild.

Riedle, una compañía de bolsas publicitarias, ya se comprometido a comprar la barbilla de Tröschel como soporte publicitario. También Babynizer quiere las mejillas de Tröschel para anunciar su tienda online. Además, varias inmobiliarias se han interesado por tatuar sus anuncios en la cara de Tröschel.

Las peticiones han llegado no sólo desde Alemania, el país de residencia de Tröschel, sino también de Reino Unido, Holanda o Suiza. Roger Beleffi, un diseñador helvético, quiere, por ejemplo, inmortalizar su marca en una de las mejillas de Tröschel.

El rostro de Trösche tiene un valor publicitario global de 100.000 euros. Los emplazamientos más “baratos” son la nariz (2.000 euros) y la barbilla (5.000 euros) y éstos son también los que más atraen a las marcas. “El problema es la frente. Por ella cobro 50.000 euros y no ha encontrado por el momento a nadie que quiera desembolsar esta cantidad”, dice Tröschel.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir