líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La publicidad intenta bailar el agua a la comunidad LGBT+, pero

Marketing y PublicidadLa publicidad LGBT+ cae a menudo en los estereotipos

La publicidad cortocircuita cuando trata de conectar con la comunidad LGBT+

La publicidad intenta bailar el agua a la comunidad LGBT+, pero "patina" en muchos casos

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Una de cada diez personas LGBT+ confiesan haber sido confrontadas con anuncios basados en su orientación sexual, pero solo una de cada cinco califica la experiencia de positiva.

En aras de la diversidad y la inclusión, que están en la cresta de la ola en la industria del marketing y la publicidad, muchas marcas tratan de apelar deliberadamente a la comunidad LGBT+ en sus campañas. Sin embargo, en no pocas ocasiones, y pese a actuar de buena fe, erran definitivamente el tiro.

De acuerdo con un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por Nielsen y Dynata, una de cada diez personas LGBT+ confiesan haber sido confrontadas con anuncios basados en su orientación sexual y su identidad de género, pero solo una de cada cinco califica la experiencia de positiva.

A fin de conectar de manera más adecuada con la comunidad LGBT+, quienes están adscritos a este target recomiendan a los anuncios evitar los estereotipos (50%), apostar por un retrato más auténtico y realista de las personas LGBT+ (44%) e involucrar a esta comunidad en la planificación y creación de campañas (37%).

Del informe de Nielsen y Dynata se infiere que no solo los anunciantes cometen traspiés a la hora de resultar verdaderamente relevantes a ojos de la comunicad LGBT+, también lo hacen los medios (aunque han dado síntomas de mejoría en los últimos tiempos).

El 63% de la comunidad LGBT+ considera que la industria mediática ha mejorado tanto desde el punto de vista de la programación como del contenido publicitario en el transcurso de los últimos dos años.

La publicidad en los medios tradicionales «flojea»

Sin que resulte en modo alguno sorprendente los medios tradicionales salen bastante peor parados que sus los medios digitales a la hora de hincar el diente a la inclusión. Uno de cada cinco personas LGBT+ considera que la radio, los diarios y las revistas son los canales menos inclusivos.

En cambio, una cuarta parte de la comunidad LGBT+ califica de inclusivos los contenidos emanados de canales como las redes sociales, el vídeo en streaming bajo demanda y los influencers.

La publicidad clásica peca también de menos inclusiva que la publicidad que se abre paso en lo canales digitales. Y por sectores, el ramo de los seguros, las finanzas y la automoción son contemplados en términos generales como menos inclusivos que la industria de la moda, la belleza, y el turismo, que son a ojos de la comunidad LGBT+ los sectores más inclusivos.

«Es alentador contemplar que avanzamos en la dirección correcta, puesto el 63% de la comunidad LGBT considera que la inclusión ha mejorado en los últimos dos años. El propósito y el consumo de algunas formas más recientes y modernas de medios están en general más alineados con las necesidades de las personas LGBT+«, explica Amanda Woodley, head of media analytics de Nielsen.

«Es importante, no obstante, que también los medios offline se centren en la generación de más contenidos inclusivos. La industria de los medios y la publicidad debe asegurarse de que las personas están en el centro de todo lo que hacen. La publicidad inclusiva debe ir más allá del mes del Orgullo. Es importante que la inclusión sea una prioridad durante todo el mundo«, recalca Woodley.

 

El libro que recoge los mejores diseños de cartas y documentos antiguos de agencias publicitariasAnteriorSigueinteStarbucks sigue la estela de McDonald's y anuncia su retirada definitiva de Rusia

Contenido patrocinado