Publicidad

La publicidad no ha muerto pero sus formatos... mejor eche un vistazo a estos datos

llorarDesde la visibilidad al ad blocking pasando por el fraude. Estos son solo algunos de los retos a los que la industria publicitaria tiene que hacer frente. Los formatos publicitarios se han multiplicado con el rápido avance de la tecnología haciendo que la fotografía sea mucho más compleja.

Los profesionales del sector luchan por demostrar que sus cifras de compromiso con el consumidor y éxito de sus campañas son las mejores. Pero medimos con diferentes fórmulas por lo que todo está sesgado e incluso muchas veces maquillado.

Y parece que los nuevos héroes tampoco los son tanto. Hablamos de la publicidad nativa que se ha erigido en los últimos tiempos como el cebo para captar la atención de los consumidores. Querido sector, no funciona. Nadie se acuerda de la marca.

Una encuesta de la que se hacen eco en Digiday manifiesta que dos tercios de los participantes no recordaban haber visto una marca tras un anuncio nativo. Hace apenas dos años The Atlantic planteó una preocupante cuestión: ¿Funciona realmente la publicidad en internet? La respuesta más breve es que probablemente no. La respuesta a largo plazo… nadie la sabe.

Incluso puede que el Big Data no nos esté reportando tantos beneficios como pensamos. Algo que (atención) incluye también a los anuncios en Facebook y la publicidad en Google. Todos son inútiles.

Fotografía que no cambia en las redes sociales. Todas las interacciones que se producen con nuestras publicaciones no valen prácticamente de nada. Únicamente el 5% de los usuarios dice que los medios de comunicación social tienen una gran influencia en sus decisiones de compra de acuerdo al estudio elaborado por Gallup (“State of the American Consumer”).

Seguramente considere que hemos planteado un escenario bastante pesimista pero hay que ser claros. La industria tiene que trabajar mucho más. Esforzarse por ser más creativa apostando por las ideas. Menos pensar en tanta tecnología y más darle al coco como se ha venido haciendo desde hace ya más tiempo del que podemos recordar. Hay que ser menos cómodos.

Unas afirmaciones que sobre el papel (o en este caso la pantalla) suenan geniales pero que se encuentran con una barrera: los millennials,

Estos son inmunes a la publicidad, incluso a la más creativa. ¿Qué deben hacer las marcas entonces? Sin lugar a dudas, dejar de invertir dinero en la publicidad de sus productos. Los consumidores no quieren que se les venda ya que lo que desean es comprar.

Y siempre con la vista puesta en la sociedad. Hay que involucrarnos en los mercados en los que operamos y ayudar a mejorar las sociedades. Hablamos de la ya conocida como “causevertising”. Pero no podemos apostar por una causa por que es la moda sino que debe ser real o los consumidores le descubrirán. Y recuerden, lo que más odian es la mentira. Mire este ejemplo recogido por Digiday.

campaña-social

Hay que informar y entretener a los potenciales clientes. Cuente historias y olvídese de su marca. Quieren experiencias y que aportemos un valor. La publicidad no está muerta pero si lo están la mayoría de los formatos sobre los que se asienta.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir