Publicidad

¿Es la publicidad de preservativos (obligatoriamente) obscena? Esta campaña dice lo contrario

preservativosEl sexo vende, pero la inteligencia también. Así lo cree al menos la marca australiana de preservativos Ansell, que demuestra en su nueva campaña que la publicidad de profilácticos no tiene por qué ser explícita (ni estar plagada de alusiones de carácter sexual).

Esta campaña, creada por la agencia alemana +Knauss, utiliza con muchísimo ingenio las funcionalidades “skip ad” de YouTube y “silent autoplay” de Facebook.

Los diferentes spots que integran la nueva campaña de Ansell se inician con escenas de atractivas mujeres hablando de aquello más les gusta en los hombres. Y justo en el momento en que parece que va a salir de sus labios algo deliberadamente “salido de tono” se escucha un pitido y su boca se pixela (para evitar que sus palabras puedan ser de alguna manera interpretadas).

Quienes deseen conocer lo que lo dicen las sugerentes mujeres de la campaña de Ansell deben contemplar los anuncios hasta el final.

Forzando al espectador a ver los vídeos hasta el final Ansell y +Knauss juegan deliberadamente con las expectativas de la audiencia, que espera toparse de bruces con algo impúdico (y hasta grosero). Algo que no sucede, sin embargo, en la nueva campaña de Ansell.

Lejos de regalar al espectador imágenes y palabras procaces, el objetivo de la campaña de Ansell es reforzar la confianza de los más jóvenes en su primera aproximación al universo del sexo.

Dirigida por Lucy Luscombe y producida por 27km, la nueva campaña de Ansell se ha estrenado recientemente en Estados Unidos y Brasil y recalará próximamente en Australia, China, Italia, Polonia y Reino Unido.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir