Publicidad

PUBLICIDAD SEGMENTADA, ¿LOBO CON PIEL DE CORDERO?

Las grandes empresas de internet no cesan de encontrar nuevas formas de lucro. Ahora se dedican a mediar entre usuarios y anunciantes, tema que genera cierta controversia en torno a la privacidad de datos de los internautas. Pero que nadie tiemble: para los grandes buscadores la adquisición de datos personales sólo es un magnífico sistema para recibir publicidad adecuada al gusto de uno.

Según un estudio realizado por ComScore para The New York Times, recogido en su versión española en colaboración con El País, los grandes buscadores rastrean las búsquedas de los cibernautas para luego poder vender el perfil a los anunciantes. Éstos posteriormente insertan publicidad segmentada en las páginas que los usuarios visitan.

¿Invasión de privacidad disfrazada de servicio? Los internautas todavía no han puesto en exceso el grito en el cielo, pero según los expertos, esto podría a deberse a la ignorancia de esta clase de prácticas. Desde las compañías intermediarias recalcan que el nombre de los usuarios está protegido y que lo único que se identifica es la dirección IP y no datos como nombres o direcciones de carácter más íntimo.

Empresas como Microsoft o Yahoo! ya se han sumado al carro de insertar anuncios en webs que no son la suya propia, lo que les permite rastrear las acciones de sus usuarios en un campo más amplio. Además de haberse embarcado en la mayoría en procesos de compra de empresas con amplias bases de datos. Google, por ejemplo, ya dispone de esta nueva partida de negocio tras haberse hecho con empresas de gestión publicitaria online cómo Atlas y DoubleClick.

Tras el análisis de ComScore del potencial de quince grandes empresas para abastecerse de datos personales de internautas el pasado diciembre se concluyó con que existían cinco grandes empresas que registraban mensualmente 336.000 millones de eventos de transmisión, sin tener en cuenta las redes de anuncios publicitarios.

El gigante Yahoo! es el que mayor número de datos recopila de la red en un mes, dentro de sus propios espacios online: el promedio sería 811 por usuario medio. Además, el buscador tiene páginas asociadas de las que podría conseguir abundante información, entre las que destaca la página de compra-venta más popular, eBay, dónde gestiona publicidad.

MySpace y AOL le pisan los talones y Google y Microsoft completan la lista. La información es poder y en publicidad más, y parece que nadie quiere quedarse fuera del obsesivo acopio informativo. El motivo lo explica David Verklin, director ejecutivo de Carat America a El País: “Todos pensamos que si logramos obtener más datos podríamos poner anuncios delante de personas a quienes les interesen”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir