Publicidad

Publicidad sin compasión, según Ralph del Valle: ¿un mundo corrupto de cocaína y premios comprados?

Por primera vez un publicitario español, un copy creativo, se atreve a hablar y escribir sin pelos en la lengua sobre el endogámico y corrupto mundo de las agencias publicitarias, los dioses creativos, los premios comprados, todo este mundo que ha llevado (entre otros factores externos) a nuestra publicidad a estar en el desolado estado en el que está.

Les hablamos de Ralph del Valle, un autor que ha trabajado en varias agencias de publicidad en Madrid, vive ahora en Berlín y ha estado esta semana en Madrid para presentar el libro  "Gnadenlos. Sin Compasión", que es un como balazo narrativo al mundo de la publicidad y también es el relato de una generación, la de la juventud de las clases medias, cualificada, modelada por la cantilena del trabajo duro para ser alguien en la vida. Una generación que ha sido estafada y engañada, esclavizada como fuerza de trabajo barata y torturada psicológicamente con la inestabilidad laboral.

La obra ganadora del Premio de Creación Literaria de Bubok 2012, que puede comprarse aquí, "es un relato descarnado y directo sobre un mundo corrupto como es el de la publicidad", según opina el autor. Crudo y a veces brutal, narra con precisión de cirujano los mecanismos internos de las agencias de publicidad y abre una honda reflexión sobre el papel de los medios de comunicación y su repercusión en los usos sociales contemporáneos.

"Esta novela nace desde el terror de comprobar hasta qué punto los valores han desaparecido por completo en la publicidad. Yo he trabajado varios años como creativo en agencias publicitarias y es ahí donde surgió mi terror hacia determinadas conductas que finalmente me hicieron salir de ahí por mi propia dignidad", aseguraba Ralph. Y es que el autor acabó tan harto que cambió incluso de país. Durante sus años en las agencias de publicidad pudo comprobar "hasta qué punto el talento no importa para nada en las agencias, importa sólo a qué precio te quieres vender".

"Las agencias de la liga A son aquellas súper cool con billar al fondo y en las que los jóvenes que acaban de salir de la Universidad quieren entrar porque se les hace creer que es ahí donde van a poder demostrar y desarrollar su talento. Y esa hipocresía es la que despertó mi terror", añadió. "Yo tengo bastante dignidad como para entrar en la rutina de las fiestas, la cocaían y las putas de lujo, así que como en ese mundo yo no podía progresar decidí salirme".

"La publicidad es el puntal más avanazado de la sociedad que tenemos, es la que marca el camino por el que nos movemos así que, por ello, también refleja los defectos que tenemos en la sociedad, la falta de moral y de ética es algo que la publicidad refleja muy bien". Para escribir esta obra el autor ha tratado de reflexionar sobre todo lo que ha vivido tras su paso por las agencias de publicidad. "El protagonista de la novela acaba de entrar en el mundo de la publicidad y a todo lo que ve y vive trata de aportarle una reflexión", aseguraba Ralph.

El propio libro que se entregó a los asistente en la presentación de esta semana en Madrid venía con una bolsa de polvos blancos en la portada, "el combustible que necesita todo el que entra en el mundo de la publicidad", según nos comentaba Ralph en una entrevista exclusiva a MarketingDirecto.com. En este sentido, "hay una diferencia estructural de la que nadie habla, está la agencia cool y la agencia normal que pasa totalmente inadvertida y que es despreciada por todo el mercado", aseguraba Ralph. Además, "estas agencias son las que pasan totalmente del tema de los premio publicitarios, porque los premios en publicidad son algo que está comprado" nos comentaba el autor.

Por otro lado, Ralhp dijo que en su paso por las agencias ha visto mucho "ninguneo por parte de los creativos. Si estás en Contrapunto, por ejemplo, todo el mundo te tiene en cuenta y te invita a cosas, pero es un circuito muy cerrado en el que sólo entran unos pocos y se deja de lado el hecho de que la buena publicidad es cuestión de tener buenas ideas, no de estar en circulos muy cerrados e influyentes". De hecho, eso es lo que, probablemente influya en los malos resultados de la creatividad publicitaria española. "Argentina es un país que hace las cosas sin presupuesto, sólo con una buena idea. En España somos muy conformistas porque hay esa endogamia y como todo se reduce a un círculo muy cerrado, al final la creatividad es muy parecida entre unas agencias y otras".

"Todos los males de la publicidad son los que se pueden encontrar a otra escala en el resto de niveles de la sociedad", añadió Ralph. "En España no tenemos una economía productiva, hemos pecado de una alucinación colectiva que nos ha traído hasta aquí".

Para ver el vídeo, pulse aquí.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir