Publicidad

El chicle sirve para mascar y también para fabricar zapatillas

Publicis One se saca de la chistera las primeras (y pegajosas) zapatillas hechas con chicle

La agencia Publicis One ha decidido reciclar el chicle que ensucia (y desluce) las calles de Ámsterdam y alumbrar con tales residuos "Gumshoe", unas zapatillas confeccionadas con goma de mascar.

Publicis One se saca de la chistera las primeras (y pegajosas) zapatillas hechas con chicleLos chicles con los que tantísimo les gusta a algunos ejercitar la mandíbula y dar fuelle a las glándulas salivales sirven para mucho que para mascar (y para generar basura). Que se lo digan, si no, a Publicis One, que acaba de alumbrar en Ámsterdam (Países Bajos) las primeras zapatillas confeccionadas con chicle (convenientemente reciclado).

El singular invento de Publicis One echa raíces en un dato lóbrego y preocupante a partes iguales: en las calles de la capital holandesa aterrizan cada año nada menos que 1,5 millones de chicles (que se traducen lógicamente en elevadísimos costes de limpieza para las autoridades municipales).

Con último objetivo de hallar una solución a este grave problema, Publicis One ha sumado fuerzas con el equipo de marketing de la ciudad de Ámsterdam para obrar el milagro y convertir desechos a priori inútiles en algo sumamente práctico: el denominado “Gumshoe”.

Para sacar adelante su nueva y “pegajosa” campaña Publicis One y la organización I amsterdam han unido sus designios a los de Gum-Tech, una empresa especializada en el reciclaje de desechos ocasionados por los chicles.

Con los desperdicios de chicle de la capital holandesa Gum-Tech alumbró una masa gigantesca de color rosa que se transformó a continuación en la suela de “Gumshoe”. El diseño de las zapatillas resultantes de tan singular experimento corrió a cargo de la firma holandesa Explicit Wear.

“Ámsterdam es una ciudad de la que uno puede estar orgulloso y que queremos mantener limpia. Sin embargo, de mantenerla limpia no pueden encargarse únicamente el ayuntamiento y los equipos de limpieza”, explica la concejala Marijn Bosman. “Por esta razón, hemos recurrido a una iniciativa de índole creativa para mantener la ciudad limpia. ‘Gumshoe’ es un buen ejemplo de que la ecología puede espolear las ideas creativas y ayudar, con la creatividad a su vera, a concienciar a la gente sobre el problema de los residuos ocasionados por los chicles en nuestra ciudad”, añade Bosman.

En “Gumshoe” han estado involucrados, además de Publicis One, la empresa de postproducción Post Office, la compañía de sonido Good Sounds y los diseñadores Garezi Septara y Shaquille Gunther.

Las zapatillas “Gumshoe” pueden adquirirse en la cadena de grandes almacenes Hudson’s Bay y también en un “microsite” creado ad hoc.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir