Publicidad

Whit Hiler convierte ocho años de trabajo en papel maché

Un publicista convierte sus borradores en arte con papel maché

papel machéA lo largo de los años, Whit Hiler, director creativo de la agencia Cornett, de Lexington (Kentucky), ha creado todo tipo de conceptos extravagantes, incluyendo la campaña no autorizada de turismo “Kentucky kicks ass” o anuncios con errores tipográficos. Ahora, a construido una instalación artística bastante inusual, con la magia del papel maché, utilizando tan solo las páginas de los cuadernos en las que desarrolló muchas de sus ideas idiosincrásicas. “Paper Cliché” celebra su propio legado, con su máxima de “pensar fuera de la caja”.

Se trata de 50 cuadernos que reúnen ocho años de trabajo y que se transforman en 11 cubos estilo pop-art, cada uno representando una campaña de marketing o un proyecto que le apasionó. “Había guardado la mayoría de ellos durante mucho tiempo”, señaló el propio Hiler a Adweek.com, que señala que estaban cogiendo polvo“Un día, la idea de hacer cajas de papel maché se coló en mi cabeza”. Hail también ha expresado que se inspiró en su mujer, que hace crafting y macramé. Entre ellos se encuentra “Kentucky for Kentucky”, donde se pueden ver los esfuerzos que ha hecho Hiler para promocionar el estado.

“Kentucky to the Super Bowl” muestra el esfuerzo realizado durante el año 2011 para conseguir un spot en el Big Game, a través del crowfunding. “Pretendíamos conseguir 3,5 millones de dólares en Kickstarter. Aunque no conseguimos llegar a nuestro objetivo, sí que pudimos decir a la gente lo genial que es Kentucky”.

En todas ellas, Hiler ha puesto garabatos, palabras tachadas o subrayadas, dibujos como la cara sonriente que se encuentra en “Press Box”, y sugieren liberación y libertad, todo lo contrario a la contención. Se trata de creatividad completamente fuera de la caja, un concepto tridimensional que recoge lecciones de vida, planos y sueños.

Un publicista convierte sus borradores en arte con papel maché

Por ahora, la colección está tan solo en el sitio web y en el sótano de Hiler, pero espera poder llevarlos a otra parte, “como la casa de alguien o quizás una galería. Quizás el Museo de Arte Moderno. Quizás no“. Respecto a lo que ha aprendido de esta experiencia, Hiler expresa: “He aprendido que soy condenadamente bueno con el papel maché”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir