Publicidad

El papel que juegan las asesorías es clave para las empresas

¿Qué buscar en un asesoría fiscal?

Un buen asesor no intentará engañarte, ni te presentará contratos complicados en los que sea difícil saber qué está incluido y qué no

Si bien es cierto que algunas grandes empresas pueden permitirse tener un servicio fiscal propio, lo más habitual es que tanto emprendedores como autónomos contraten los servicios de asesorías fiscales, como los que ofrece la asesoría fiscal Gestiun.

El papel que juegan para una empresa este tipo de asesorías es clave, puesto que tienen en sus manos la contabilidad del negocio, al ocuparse tanto de las gestiones de impuestos como de las declaraciones fiscales. Por ello, a la hora de elegir un asesor fiscal, debemos ser cautelosos y, en ningún caso, tomar esta decisión a la ligera.

Para aquellos empresarios preocupados por este aspecto, vamos a realizar un recorrido por las características que debe reunir una asesoría fiscal.

Escoge formación y experiencia

En primer lugar, hay que tener claro que un buen asesor no necesariamente te hará pagar menos impuestos. El objetivo de una asesoría fiscal es conseguir que su cliente pague al fisco lo menos posible, pero siempre dentro de la legalidad. Cualquier práctica que sortee la legislación, aunque en un primer momento pueda parecer ventajosa, a la larga puede resultar ser una auténtica ruina. Las sanciones por la falta de cumplimiento de la normativa tributaria son duras, pudiendo llegar a tipificarse como delito, lo que conlleva su correspondiente pena privativa de libertad.

En este sentido, es crucial confiar nuestro negocio a profesionales expertos, formados, especializados y con experiencia.

Busca la especialización

Especialmente, si tu sector es poco común o muy diferenciado. Un asesor fiscal debe conocer tu sector con detalle para ofrecerte un buen servicio. Cada sector tiene sus particularidades y los trámites no son generales para todos ellos. Apuesta siempre por un profesional que domine tu área de trabajo. Aún cuando pueda parecerte un experto de gran prestigio en otros sectores, asegúrate de que domina realmente el tuyo.

Valora tus necesidades

Si cada sector es distinto, cada empresa también. Lo que necesita la empresa con la que compites o alguno de tus proveedores no tiene por qué ser lo mismo que lo que necesita tu negocio. No tienes por qué contratar servicios que no necesites, ni dejar de contratar aquellos que se ajusten a tus necesidades.

En este sentido, no te dejes engañar. Un buen asesor no intentará engañarte, ni te presentará contratos complicados en los que sea difícil saber qué está incluido y qué no.

No tengas miedo de las asesorías online

Este es un aspecto personal en el que cada empresario sopesará pros y contras y sobre el que influyen los gustos de cada uno. Es posible que prefieras el trato personal o que apuestes por la comodidad de las relaciones virtuales. En cualquier caso, que el miedo no sea el que condicione tu decisión. Una asesoría online puede ser tan competente como una asesoría tradicional. Toma esta decisión exclusivamente en base a lo que mejor se adapte a tus necesidades.

Recuerda que el tiempo que dedica tu asesoría a la fiscalidad de tu empresa, es tiempo que no tienes que dedicarle tú, y que ganas para dedicarle a tus clientes y a tu negocio. Realiza una función muy importante por lo que meditar esta decisión te va a reportar grandes beneficios.

Nota de prensa

Te recomendamos

FOA

The trade lab

vueling

México

Compartir