Publicidad

¿De qué pasta debe estar hecho un planificador de medios en la nueva (y loca) era digital?

planificadorLos planificadores de medios, esos profesionales a los que la nueva era digital ha vuelto del revés (hasta abocarlos casi a la demencia), se han enfrentado a muchísimos cambios (quizás demasiados) en los últimos años. Poco o nada tiene que ver el profesional que se ganaba las habichuelas planificando medios hace 20 años que el que tiene idéntica profesión dos décadas después.

Pero, ¿cómo tiene que ser un planificador de medios para prosperar en la nueva era digital? ¿Cuáles son los atributos más preciados de estos profesionales? Torsten Mandel, director de la agencia Pilot Hamburg, cree que un planificador de medios debe ser curioso por naturaleza y tener además la capacidad de lidiar con problemas complejos y hallar soluciones a tales problemas. Además, y en vista de los tiempos digitales que corren, "un planificador de medios no puede permitirse el lujo de tener miedo a los algoritmos”, asegura Mandel en declaraciones a la publicación alemana especializada en marketing y publicidad W&V.

El creciente protagonismo de los “tecnócratas” en las agencias de medios esconde, de todos modos, un importante riesgo, afirma, por su parte, Thomas Koch, propietario de TK-One y curtido en mil y una batallas publicitarias.

A juicio de Koch, quien hace malabares (casi sin inmutarse) con datos y algoritmos corre el peligro (paradójicamente) de “no comprender adecuadamente el panorama mediático y no asesorar convenientemente a sus clientes”. Los clientes son cada vez más críticos con la capacidad (y calidad) asesora de las agencias de medios y que las críticas estén coincidiendo en el tiempo con la paulatina “tecnocrización” de este tipo de agencias no puede ser casualidad, señala Koch.

Por otra parte, Koch cree que para ser un buen planificador de medios “es más importante la experiencia que la formación”. “La gente joven es de suma importancia en las agencias, pero no tanto como para integrar el 90% de sus plantillas”, denuncia Koch.

Desde el punto de vista de Karin Libowitzky, CEO de Vizeum en Alemania, los planificadores de medios deben ser profesionales interdisciplinares (conocedores tanto de los nuevos medios digitales como de los tradicionales medios analógicos), estar dotados de un profundo conocimiento de la industria donde se desenvuelven sus clientes y ser capaces de poner en sus manos soluciones innovadoras que alienten el crecimiento.

Christan Schön, director del área de Consultoría y Planificación de Mediaplus Regio, tiene el pleno convencimiento de que los planificadores de medios nacidos al calor de la nueva era digital están obligados a metamorfosearse sobre todo y ante todo en consultores.

Más allá de sentirse cómodos en el ámbito de la consultoría, los planificadores de medios deben conocer el marketing y la publicidad como la palma de su mano (o al menos tener muchísimas ganas de aprender en este campo), no ser alérgicos a las matemáticas, amar por igual los medios digitales y los analógicos y estar familiarizados con disciplinas como el content marketing y el social media marketing. No obstante, lo más importante para ser un buen planificador de medios sigue siendo “tener sentido común”, recalca Schön.

Libowitzky cree, por otra parte, que un buen planificador de medios debe estar pertrechado de elevadas dosis de confianza en sí mismo, puesto que lidiar con el cliente es inevitablemente controvertido.

Aparte de la confianza en sí mismo (algo que debería darse por descontado), un planificador de medios “debe hablar de manera brillante y realizar presentaciones también de manera deslumbrante. Su trabajo no dejar de ser vender y para ser un buen vendedor hay que ser dueño de muchos y raros talentos”, señala Koch.

Los planificadores de medios, que deben estar provistos de un finísimo olfato intuitivo, deben ser además “animales sociales”. “Las competencias sociales son en realidad más importantes que los números puros y duros”, concluye Koch.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir