Publicidad

¿Quiere un ejemplo de storytelling en estado puro? Vea a este anciano aprendiendo a leer en este spot de whisky

bellsDa igual lo viejo y conocido que sea un producto. Si el producto en cuestión se marida con una buena dosis de storytelling, puede saber extraordinariamente fresco. Así lo demuestra la marca sudafricana de whisky Bell’s en un spot que toca la fibra sensible del espectador con la extraordinaria historia de un anciano analfabeto que aprende a leer con el objetivo de leer un libro muy especial, el escrito por su propio hijo

El anuncio, creado por la agencia sudafricana King James, relata con asombrosa elegancia los esfuerzos diarios de su protagonista para comprender los fascinantes secretos que se esconden detrás de los libros, en especial del libro del que su propio hijo es autor, como se revela al final del spot.

Con este delicioso spot Bell’s logra transmitir con convicción al espectador el mensaje de que su whisky es tan bueno que hay que consumirlo sólo en ocasiones especiales.

Más allá de contarnos una bella historia, Bell’s demuestra con este anuncio que se puede hacer publicidad de bebidas alcohólicas sin meter a jóvenes y fiestas en la coctelera.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir