Publicidad

Specsavers versiona el clásico de los Hermanos Grimm

Rapunzel busca desesperadamente gafas (y no príncipes) en este ocurrente spot de Specsavers

Maridar la historia de Rapunzel, la muchacha de larguísima cabellera rubia, y su apuesto príncipe de centelleante armadura con el universo (tan pragmático y poco fantástico) de la óptica parece a priori imposible.

Sin embargo, la cadena británica de ópticas Specsavers se las ha ingeniado para dar una vuelta de tuerca (bastante divertida además) al célebre cuento de los Hermanos Grimm.

En el nuevo spot de Specsavers Rapunzel está atrapada, como en la historia original, en una torre. Hasta allí galopa a lomos de un caballo un apuesto príncipe que tiene antes que batirse en duelo (afortunadamente con éxito) con un dragón de boca llameante.

Una vez encaramado a la torre, adonde llega trepando por la frondosa melena de Rapunzel, el príncipe (que es en realidad un optometrista) sorprende a la joven con un test para la vista.

Ese test dictamina que la buena de Rapunzel (cuyos problemas giran en realidad en torno a su torpe sentido de la vista) necesita gafas.

Ya con lente sobres sus miopes ojos, la muchacha se despide de su príncipe, que resulta que ha acudido a la torre no para conquistar su corazón sino poner remedio a su miopía.

Detrás del nuevo e ingenioso spot de animación de Specsavers está la productora The Kitchen y el propio departamento creativo de la cadena de ópticas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir