Publicidad

Esta es la razón por la que el nuevo anuncio de Domino's vende coches, no pizza

Domino's pizza 2En octubre la empresa de comida rápida Domino’s Pizza acabó con la figura del repartidor motero al que todos estamos acostumbrados. Mediante un acuerdo con General Motors, la compañía consiguió formar una flota de coches de reparto llamados DXP, en los cuales habían introducido varios cubículos con luces LED que calentaban las pizzas para que llegasen a casa como “recién sacadas del horno”.

Así, el nuevo vehículo repartidor se ha convertido en la “niña bonita” de la compañía, y ahora, ha pasado a protagonizar su último spot, que con una voz autoritaria propia de cualquier investigador que se precie, da arranque y explica las características técnicas de este coche que se introduce en medio de una grabación realizada en un escenario parecido a un desierto.

Es demasiado pronto para saber si conseguirán elevar sus ventas, pero de momento la compañía está tratando de darlos a conocer al máximo con la idea de mostrar a los consumidores cómo puede mejorar el proceso de pedido de pizzas.

“Oh, yes we did” cierra el spot, realizado por la agencia CP&B,30 con aire triunfante. Y no es para menos. De momento hay 97 DXP por las carreteras estadounidenses pero debido al fervor que están causando entre el público, Domino’s se ha planteado la posibilidad de construir otros 50 más durante este año.

Respecto a este tema, un analista de JP Morgan ha comentado en un informe reciente: “Domino’s es una empresa de tecnología, disfrazada de una empresa de marketing, disfrazado de una empresa de pizza”.

Este coche surgió de la idea de un repartidor que en 2012 sugirió a Patrick Doyle, CEO de la compañía, realizar un coche que tuviera horno.

Además, tal y como publica Adversiting Age, la compañía ha lanzado un concurso en el que las tiendas elegidas tendrán que adornarse para conseguir uno de estos nuevos coches valorados en 25.000 dólares.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir