líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Reino Unido, el país europeo más estricto en product placement

La Unión Europea reivindica ser un mercado único con 500 millones de personas. Pero el emplazamiento publicitario se ha encontrado con la diversidad cultural, legislativa y lingüística de la región, una realidad que demuestra que muchos programas y muchas integraciones no tienen mucho que hacer más allá de las fronteras de su país. Cada uno de los 27 países que conforman la UE entienden el emplazamiento publicitario de forma distinta, dificultando la entrada de las marcas en los distintos mercados televisivos a la hora de aprovechar estas estrategias.

Reino Unido es uno de los mercados más estrictos con lo que no está permitido. No se puede mostrar alcohol, comidas o bebidas altas en grasas, sal o azúcar o juegos de azar, ni realizar emplazamientos en programas infantiles. En Holanda, la prohibición sobre las bebidas alcohólicas es efectiva sólo entre las 6 de la mañana y las 9 de la noche, y en Francia está prohibido el emplazamiento de alcohol, armas de fuego y en programas infantiles, informa AdAge.

En Alemania, por otro lado, las reglas cambian con respecto a la televisión pública y la privada. Mientras en las cadenas públicas los productos sólo podrán emplazarse en los programas si no los han producido o programado, en las privadas no hay restricción de este tipo.

Los anunciantes no sólo se enfrentan a las distintas restricciones normativas. En muchos mercados todavía no está determinado el precio de los emplazamientos, el desarrollo de estos proyectos o la disposición de los anunciantes a invertir. Pero a pesar de estas dificultades, el product placement pude ser muy efectivo para los anunciantes en términos de costes, en comparación con los anuncios. Aunque no hay que olvidar las diferencias entre precios y niveles de integración para cada uno de los mercados europeos.

En España, un emplazamiento pasivo, es decir, cuando el producto sólo se muestra durante unos seis segundos, cuesta entre 3.900 y 5.800 euros. El emplazamiento activo, cuando el actor utiliza o toca el producto durante unos tres segundos, alcanza entre los 7.800 y los 9.700 euros. Otros emplazamientos más sofisticados o integraciones en películas ya alcanzarían entre los 19.500 y los 195.000 euros. En Francia, TF1, la primera cadena comercial, está promocionando el emplazamiento publicitario y en Reino Unido, a pesar del interés de marcas, cadenas y anunciantes por empezar a ganar dinero con estas estrategias, todavía no ha llegado a despegar.

La Unión Europea en este sentido ha demostrado ser un mercado complejo para los anunciantes que quieren operar en distintos países, teniéndose que adaptar a distintas normas, escalas de precios y condiciones. Pero con el paso del tiempo y a medida que la experiencia sea mayor pronto empezará a determinarse cómo el product placement se integrará con el patrocinio en las cadenas de televisión.

 

iCloud, ¿un "robo" de Apple a la competencia?AnteriorSigueinte10 maneras de compartir el contenido de tu marca

Noticias recomendadas