Publicidad

Zombis y vampiros se ponen al volante en esta campaña de Renault

Renault pone las cosas mortalmente fáciles a los zombis y a los vampiros en esta campaña

Las compañías automovilísticas acostumbran a presumir en su publicidad del arrebatador poder de su tecnología para hacer la vida mucho más fácil a los conductores.

Sin embargo, parece que las marcas de coches tiran la caña en sus anuncios no sólo a los humanos sino también a las criaturas sobrenaturales (que se ponen también al volante de vez en cuando). Así lo deja al menos a las claras Renault en su última y terrorífica campaña.

En uno de los spots que integran esta campaña, lanzada con ocasión de Halloween, un zombi localiza a una víctima potencial en una parada de autobús mientras conduce un Renault Koleos.

El muerto viviente no duda en parar para atrapar a su víctima (que no ha advertido aún su presencia) y activa la funcionalidad “Easy Park Assist” de Renault para estacionar el vehículo.

Gracias a esta funcionalidad, el zombi, cuyas manos se han separado de su cuerpo y están pegadas como lapas al volante, consigue aparcar su automóvil sin problemas y dar caza a continuación a su víctima.

En el segundo spot de la campaña quien copa todos los flashes es una familia de vampiros a bordo de un Renault Captur. En el coche viaja un bebé de tenebrosa mirada que comienza a llorar. En vista del desconsolado llanto del pequeño sus padres deciden parar para calmar el apetito del bebé con un biberón de sangre.

Tras beber íntegramente el contenido del biberón, el niño vomita la sangre en el asiento del vehículo. Sus progenitores no se alarman, no obstante, por el estropicio, ya que las fundas de los asientos de su Renault Captur pueden retirarse y lavarse fácilmente en la lavadora.

Detrás de la nueva y horripilante campaña de Renault está Publicis Conseil The Loft y el director Thomas Leisten Schneider (de la productora La Pac).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir