Publicidad

Renault se tira a la piscina de las lacas de uñas y se rompe la crisma (por sexista)

¿Se imagina un pintauñas que, además de para pintar las uñas, sirviera también para reparar los pequeños arañazos en la carrocería del coche? Puede que jamás se le haya pasado por la cabeza semejante invento, pero a Renault sí y el fabricante automovilístico francés está además convencido de que el invento de marras es precisamente lo que toda mujer (urbanita) anda buscando.

A fin de promocionar el pequeño utilitario urbano Twingo y conectar con la audiencia femenina, Renault ha lanzado esta semana unas curiosas lacas de uñas ideales tanto para hacer la manicura como para cubrir pequeños desperfectos en los automóviles.

Sin embargo, a Renault, que tiene el convencimiento de que Twingo es “un coche para mujeres activas que necesitan moverse por la ciudad, pero que prestan también atención a la moda y a su propio look”, su nueva y peculiar campaña publicitaria le ha estallado más bien la cara, pues no son pocos quienes la ha tildado de sexista.

En el anuncio que constituye el eje central de esta campaña una mujer pega un grito al descubrir un arañazo en su Twingo de color azul claro, aparcado entre otros dos vehículos.

A continuación, saca una laca de uñas del bolso, se hace la manicura y da una ligera pasada con ella a la pintura dañada de su automóvil.

La nueva campaña de Renault para Twingo hace un retrato exageradamente simplista de las mujeres y “las reduce a sus problemas de belleza y a su incapacidad para conducir”, asegura Marie-Noelle Base, responsable del colectivo feminista francés Chiennes de Garde, en declaraciones a Bloomberg.

Por su parte, un portavoz de Renault ha rechazado enérgicamente las acusaciones de sexismo que pesan sobre su nueva campaña, recordando que Twingo trata de “conectar con mujeres urbanas que disfrutan de la personalización en sus automóviles”. En ningún momento la campaña pone el foco en la supuesta y escasa pericia de las féminas al volante, recalca.

La nueva laca de uñas de Renault lleva la firma de la marca cosmética parisina Ink and Out y se vende en los concesionarios y talleres del fabricante automovilístico francés y también en su página web.

Con un precio de 8,90 euros, el pintauñas de Renault se comercializa actualmente en cuatro colores diferentes (azul, rojo, negro y amarillo), aunque en breve se venderá también una nueva variante de color blanco.

A juicio de Benjamin De Blanzy, CEO de Ink and Out, la polémica generada en torno a la nueva campaña es hasta cierto punto “divertida”. Al fin y al cabo, “los hombres acabarán utilizando también la nueva laca de uñas de Renault”, afirma De Blanzy (que se confiesa usuario del singular pintauñas de la firma gala).

En 2014 Renault se vio también el ojo del huracán por lanzar un anuncio en Bélgica (también para promocionar el modelo Twingo) en el que una mujer dejaba notas de disculpa en los coches de otras personas por haber aparcado mal.

Desde el punto de vista de Renault, su nueva campaña no tiene, no obstante, nada que ver con la de hace tres años, puesto “está mucho mejor pensada”, asegura el portavoz de la compañía.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir