líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Esta biblioteca de Minecraft es felizmente ajena a la censura

Reporteros Sin Fronteras crea una biblioteca liberada del yugo de la censura en Minecraft

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Reporteros Sin Fronteras ha construido una "biblioteca no censurada" en el famoso videojuego de construcción Minecraft. En ella están alojados artículos de periodistas y blogueros censurados en sus respectivos países de origen.

reporteros sin fronterasReporteros Sin Fronteras ha decido arrojarse en los brazos de Minecraft para batallar contra la censura que echa anclas en la red de redes con motivo del Día Mundial contra la Censura en Internet, que se celebró el pasado 12 de marzo.

En una campaña alumbrada por la filial alemana de la ONG en colaboración con la agencia DDB Berlín y la compañía de producción digital creativa MediaMonks copa todos los focos una «biblioteca no censurada» y alojada en el famoso videojuego de construcción.

La biblioteca es una suerte de repositorio de artículos periodísticos censurados en su día en sus respectivos países de origen. Tan singular biblioteca alberga, por ejemplo, contenido de reporteros y blogueros oriundos de países como México, Egipto, Arabia Saudía, Vietnam y Rusia.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Más allá de artículos censurados el usuario puede encontrar en la biblioteca un informe sobre la actual situación de la libertad de prensa en 180 países de todo el mundo.

Puesto que Minecraft disfruta de acceso sin cortapisas en todo el mundo, internautas procedentes de todo el globo podrán disfrutar del contenido alojado en la biblioteca de Reporteros Sin Fronteras.

BlockWorks, un estudio de diseño con experiencia en el universo de Minecraft, colaboró en la construcción de la biblioteca no censurada de Reporteros Sin Fronteras, en la que se emplearon 12,5 millones de ladrillos.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

24 constructores de 16 países diferentes invirtieron más de 250 horas diseñando y dando forma a la biblioteca, coronada por una cúpula de casi 300 metros de ancho.

«En muchos países de todo el mundo no hay libre acceso a la información. Las webs están bloqueadas, los periódicos independientes están censurados y la prensa está controlada por el estado», explica Christian Mihr, managing director de Reporteros Sin Fronteras en Alemania. «La gente joven crece sin poder formarse sus propias opiniones. Usando como medio Minecraft, el videojuego más popular del mundo, podemos dar acceso a los más jóvenes a información de naturaleza independiente», subraya.

 

La audiencia de los informativos crece debido al COVID-19AnteriorSigueinteBenetton Group nombra a Massimo Renon como su nuevo CEO

Contenido patrocinado