Publicidad

Los publicitarios son "farolillo rojo" en términos de confianza

La reputación de los publicitarios se hunde en un pozo sin fondo de desconfianza

desconfianzaLa mítica serie Mad Men envolvió en su día a la profesión de publicitario de un halo casi mágico de glamour (regado, eso sí, con litros y litros de alcohol). Sin embargo, una vez desaparecida aquella serie de la parrilla televisiva, la imagen de los publicitarios ha caído en picado (si es que alguna vez estuvo encumbrada en lo más alto).

Según un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la empresa de investigación de mercados Forsa y el grupo mediático RTL, los publicitarios ostentan el dudoso honor de ser “farolillo rojo” en el ranking de las profesiones y las instituciones mejor valoradas por los ciudadanos.

En su informe Forsa y RTL pusieron bajo la lupa a un total de 26 instituciones y grupos profesionales y los publicitarios quedaron emplazados en términos de reputación y de confianza en la última plaza.

Sólo el 5% de los ciudadanos consultados dice tener confianza en los profesionales de las agencias de publicidad. Se trata de una cifra que está cuatro puntos porcentuales por debajo de la arrojada hace un año por el mismo estudio de Forsa y RTL.

La menguante reputación de los publicitarios contrasta con la de otros profesionales “casados” con la controversia (y más en la era de las “fake news”): los periodistas. El 40% de los ciudadanos dice conceder el beneficio de la duda a los profesionales de la prensa, que consigue una honrosa 15ª plaza en el ranking.

El 28% de los ciudadanos confía asimismo en la televisión (y en los profesionales a este medio adscritos). La pequeña pantalla consigue el 17º puesto en la lista de Forsa y RTL. De bastante más confianza disfruta, no obstante, un medio aún más longevo que la televisión de toda la vida: la radio. El 56% de los ciudadanos dice confiar en la radio, que aterriza en la 8ª posición del ranking.

Las profesiones y las instituciones mejor valoradas son, de acuerdo con Forsa y RTL, la policía (83%), las universidades (80%) y los médicos (78%).

Junto con los publicitarios, las profesiones y las instituciones que la ciudadanía contempla con ojos más críticos son los managers (6%) y el Islam (9%).

Si nos detenemos en España, un estudio llevado a cabo en nuestro país en 2016 por la empresa de investigación de mercados GfK no deja tampoco en demasiado buen lugar a los profesionales de la agencias de publicidad.

De acuerdo con aquel informe, sólo el 37% de los españoles confía en los publicitarios, que ocupan la 27ª posición en un ranking de un total de 32 profesiones.

Las profesiones que inoculan mayores niveles de confianza en los españoles son los bomberos (97%), las enfermeras (93%) y los farmacéuticos (92%). En el extremo opuesto están, por otra parte, los alcaldes (21%), los empleados de la banca (19%) y los políticos (6%).

Te recomendamos
En otras webs

FOA2018

A3Media

Rakuten

Telepizza

Compartir