Publicidad

Roger Moore se convierte otra vez en James Bond para Unicef

Luchó contra el mal durante años en calidad de James Bond. Ahora, Roger Moore se convierte en embajador de Unicef. El encantador británico se comprometió en un spot de ayuda a los niños de Naciones Unidas (Unicef) a favor del derecho humano a tener agua potable. Y, naturalmente, no podía faltar la frase más famosa de la figura cinematográfica de James Bond.

Moore se mete de nuevo para Unicef Alemania en su viejo papel como agente de la corona británica y actúa en una escena que repitió cien veces en la gran pantalla: con una irresistible manera de alzar la mirada, Moore pide a la dama de la barra una bebida (que diga la famosa frase "revuelto, no agitado" es para él algo nuevo, ya que en su época de James Bond nunca pidió su martini con vodka con esa oración). Pero lo que también le sirven a Moore en el spot no parece nada atrayente: en el vaso con la aceituna flota un agua salobre de color marrón.

Entonces, el viejo agente secreto se convierte en un activista de Unicef, y Moore aclara, con voz sonora, que el agua potable sucia cuesta la vida cada día a 3.000 niños, según estimaciones de Unicef. “Tener agua limpia es un derecho humano. Ayuden a que esto sea una realidad para todos los niños”, anima Moore, para acto seguido (indicando que el viejo seductor está de vuelta) invitar a la mujer que está sentada a su lado a tomar algo.

El spot se podrá ver en internet, en el sitio de Unicef.de, a partir del 16 de mayo de 2012. El hecho de que Moore tenga un papel principal en la campaña nada tiene que ver con sus cualidades dramáticas: “Me gustaba mucho interpretar el papel de James Bond, pero era sólo eso, un papel. Aquí, en Unicef, se trata de la vida real. Queremos hacer posible una mejor vida para muchos niños afectados por esto”, declaró el londinense de 84 años. Moore quiere hacer llegar sobre todo a los jóvenes esta campaña, con la que Unicef quiere lograr hasta 2015 que 500.000 niños de seis países de todo el mundo tengan acceso a agua potable limpia y a instalaciones sanitarias.

El guión del spot fue obra de Claudia Berger y Rudi Tarneden, de Unicef Alemania.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir