Publicidad

ROLO, EL PRIMER GUIÑOL DE UNA MARCA COMERCIAL

Hay estrategias de marketing muy originales y la que ha emprendido Malibú, la popular marca de ron con coco, lo es. Ha conseguido hacerse un hueco en uno de los formatos de humor más consolidado de la televisión española y ha conseguido lo que muchos famosos no han logrado: tener un guiñol entre la “pandilla” de 150 que componen el elenco actual. El elegido es Rolo, un personaje caribeño que pertenece a la Hermandad del Coco. Un joven que se mezclará entre los míticos guiñoles y destaca por su buen rollo y ganas de disfrutar la vida. Así, la marca innova con esta acción publicitaria y convierte a Rolo en el primer guiñol de una marca comercial.

En una nota, Guadalupe González, brand manager de la marca, comentó que “sólo Malibú podría tener un personaje tan divertido y atrevido como para colarse en un programa de televisión. Rolo habla del buen rollo, transmite todos los valores de Malibu y conseguimos salirnos de las acciones publicitarias convencionales para ganar relevancia y cercanía con el target de la marca”.

El proceso de producción de los guiñoles es ciertamente complicado, lo que hace que la plantilla artística del programa sea así de selecta. El material fundamental es el látex, que requiere unos tiempos de modelado, secado y lacado especiales. Luego se pinta, se le añaden los ojos, el pelo, el vestuario y el atrezzo por lo que el proceso dura unas 3 semanas. Otra curiosidad es que para manipular un guiñol son necesarias dos personas, una para las gesticulaciones faciales y otra para sostenerlo y mover los brazos.

Desde el pasado jueves 10 de abril, Rolo, tiene su propio espacio dentro de la sección de los guiñoles del programa Noche Hache, y además protagonizará momentos comerciales durante los bloques publicitarios de la programación nocturna de Cuatro.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir