líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

Rusia prohíbe los anuncios de cerveza en un esfuerzo por la sobriedad nacional

Rusia no puede evitar estar asociado universalmente al vodka, pero también es el cuarto mercado de cerveza del mundo a raíz de la llegada de compañías internacionales y la cultura de beber cerveza en la calle como si fuera un refresco. Pero, ahora, las empresas cerveceras tendrán que enfrentarse a una ley que pretende controlar el abuso de alcohol.

En julio de 2011 se prohibieron los anuncios de cerveza en la televisión y, a partir de 2013 se ha prohibido la venta de cerveza en aeropuertos, paradas de autobús, estaciones de tren y otros lugares públicos de Rusia. A raíz de esta regulación, las compañías han reaccionado aprovechando los últimos soportes publicitarios que pueden para crear conciencia de sus marcas, al mismo tiempo que se mueven hacia la publicidad digital y medios impresos, en los que también están permitidos estos anuncios excepto en la primera y última página.

El abuso del alcohol ha sido un problema que lleva afectando a Rusia desde hace tiempo, donde más de la mitad de las muertes de personas entre 15 y 54 años está causado por el alcohol, según el periódico médico The Lancet, y la salida de este problema se han convertido en una de las prioridades del presidente ruso Dmitry Medvedev. Fue el propio presidente el que firmó la ley el pasado mes de julio como parte de una iniciativa estatal para recortar el consumo per cápita de alcohol de 18 litos a entre 5 y 8 litros anuales.

Pero los anunciantes consideran que esta ley está equivocada. A medida que el consumo de alcohol es un problema realmente serio en todo el mundo, “la discusión en torno al abuso del alcohol es perfectamente legítima”, asegura Stephan Loerke, director de la Federación Mundial de Anunciantes, pero “todos sabemos por experiencias pasadas que las prohibiciones para anunciar alcohol no funcionan”. Y explicó el caso de Francia que, en 1991, prohibió la publicidad de alcohol y, aunque la ley sigue vigente, en 1999 un informe del gobierno reveló la inefectividad de la medida a la hora de evitar los patrones de consumo de riesgo.

Por otro lado, en Rusia la cerveza perderá su calificación como “bien comestible”, algo que hasta ahora ha permitido a las compañías de cerveza a realizar sus acciones de marketing con mayor libertad que las compañías de bebida de mayor graduación, que llegan años sin poder emitir sus anuncios en la televisión, excepto en los canales de pago. Un estatus privilegiado que también ha hecho que la cerveza esté más disponible por todo el país, generando lo que Vladislav Sanvinov, un analista de Euromonitor, califica como la “cultura de la cerveza sobre la marcha”, una actitud que ha atraído a las compañías de cerveza internacionales que no pudieron entrar durante la época soviética y que resultó en un enorme crecimiento de las ventas entre 1997 y 2007.

Mercedes recurre a aplicaciones de realidad aumentada para elevar las ventasAnteriorSigueinteLa afluencia a los centros comerciales desciende un 1,4% respecto a 2010 en Navidad

Noticias recomendadas