Publicidad

RUSIA, PROMESA DEL MERCADO PUBLICITARIO

Hasta hace algo más de una década, Rusia desconocía el fenómeno de la publicidad debido a la “cortina de hierro”. Después de la caída del comunismo, la publicidad de artículos y servicios dejó de estar prohibida, y la publicidad empezó a invadir las pantallas de televisión, las calles e Internet, convirtiéndose en objeto de interés común.

El año pasado, 61 mil artículos de marcas comerciales conocidas internacionalmente fueron publicitados en Rusia. Hace diez años, nadie en este país sabia que estas marcas existieran. Hoy en día, hay más carteles, letreros y pantallas electrónicas publicitarias solo en la ciudad de Moscú que en toda Gran Bretaña.

La gran potencia ex soviética ha registrado un crecimiento publicitario de un 32% desde 2003, convirtiéndose en una industria mucho más atractiva para el mercado publicitario incluso que la India o China.

El mercado ruso posee dos rasgos muy importantes y característicos, por un lado, el exigente gusto de sus consumidores que prefieren un tipo de publicidad graciosa y artística, y por otro lado, el mal genio de los parlamentarios rusos, quienes consideran que es parte de su deber de estado mantener un control férreo de la industria publicitaria.

A finales de abril, la Duma del Estado, había aprobado el proyecto de la nueva redacción de la ley “Sobre la publicidad”, la cual prohibirá publicitar bebidas alcohólicas por la televisión, radio y carteles callejeros. También quedará prohibido sugerir bebidas alcohólicas publicitando refrescos u otros productos producidos bajo la marca de esas bebida, o exhibir escenas donde se consumen bebidas alcohólicas.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir