líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ryanair aumenta sus tarifas al regresar a beneficios

Ryanair recupera sus ingresos "hinchando" sus precios

Lucía Garrido

Escrito por Lucía Garrido

Los sindicatos de tripulantes de cabina amanazan a Rynair con una huelga indefinida a partir de la segunda quincena de agosto.

Sí a alguien le afectó la llegada del Covid-19 fue a Ryanair. Con la aparición de la pandemia, la compañía ha visto cómo caían sus ingresos de forma constante. Sin embargo, la mejora de la situación, permitió que Ryanair obtuviera sus primeros beneficios entre abril y junio del presente año.

2022 será un año épico para la aerolínea, ya que consiguió multiplicar por siete sus ingresos respecto a 2021 y reducir un 23% sus pérdidas en comparación a 2019.

¿Cuáles han sido los motivos de la mejora de Ryanair?

En 2019 los gastos por combustible se dispararon un 30% superando los mil millones en el trimestre. Para «cuidarse en salud», Ryanair ha decidido asegurar el precio de su combustible hasta 2023.

Por otro lado, la posibilidad de aumentar los precios de los billetes fue todo un campo para explorar. Las ganas de los clientes de Ryanair por viajar ayudaron a subir los precios, que «se encuentran por arriba del pico del verano de 2019 en un porcentaje de doble dígito bajo, o sea, superior al 10%», afirman desde Ryanair. Estos datos se ven apoyados por el transporte de 45,5 millones de usuarios, cinco veces más que en 2021.

Además, si algo ha influido en la mejora de la compañía irlandesa ha sido reducir su deuda a menos de la tercera parte, de los 1.450 millones de junio de 2021 a los 400 millones actuales. Un hecho que predice una desaparición completa de esta en un par de años.

Sin embargo, no es oro todo lo que reduce. La evolución de la pandemia, el precio del combustible y la guerra en Ucrania protagonizan las decisiones de la compañía. Además, a esta situación hay que sumarle las jornadas de huelga de los sindicatos de tripulantes de cabina, USO y Sitcpla.

La suspensión de vuelos y los constantes retrasos de los aviones son los primeros indicios de una huelga indefinida a partir de la segunda quincena de agosto. Los motivos de esta revolución son la demanda de un aumento salarial de 1000 euros en 2022 y de 800 euros, para 2023, y el compromiso de garantizar un salario mínimo fijo para tripulantes con contratos por horas y 600 horas de vuelo garantizadas.

Ante esta situación, la aerolínea se ve obligada a aumentar sus tarifas, al menos un 10% más que en 2019, ya que «la invasión de Rusia sobre Ucrania dañó las reservas de Semana Santa y Pascua», razona Ryanair. Todo esto nos permite ver una mejora de la situación de la compañía, pero nos hace preguntarnos ¿a qué precio?

Temas

Ryanair

 

Madrid, El Corte Inglés y KIA, las marcas que han liderado la inversión publicitaria digital en junioAnteriorSigueinte"TikTok es tóxico": la polémica opinión que señala lo "peligrosa" que es esta plataforma

Contenido patrocinado