líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Sainsbury's se inspira en los relatos de Dickens en su nuevo spot de Navidad

Sainsbury's viaja al Londres victoriano en un anuncio navideño de tintes dickensianos

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra Actualizado el

Sainsbury's, que este año celebra su 150º aniversario, se retrotrae al Londres victoriano (aquel que le vio nacer en 1869), para narrar la historia de un pequeño y entrañable deshollinador.

sainsbury'sLa cadena británica de supermercados Sainsbury’s celebra este año su 150º aniversario. Por eso, y para festejar tan importante efeméride, el nuevo spot navideño del veterano retailer londinense echa la vista atrás para viajar al Londres victoriano y narrar la historia (inspirada a todas luces en los relatos de Charles Dickens) de un pequeño deshollinador al que termina procurando amparo la esposa del fundador de Sainsbury’s.

Por el spot, cuyo argumento hace múltiples guiños a la novela Oliver Twist de Charles Dickens, desfilan huérfanos harapientos que contemplan absolutamente extasiados las apetitosas frutas expuestas en el mostrador de la tienda Sainsbury’s. Nick, un niño que se gana la vida adecentando chimeneas, es acusado erróneamente de robar una mandarina que ha caído al suelo y su amo convence a la multitud de que su pupilo ha cometido latrocinio, por lo que el pequeño es expulsado de la ciudad.

Cuando deambula por pastos nevados en las afueras de la urbe de la que le acaban de desterrar, Nick es rescatado por Mary Ann Sainsbury, la mujer del fundador de Sainsbury’s, que sabe perfectamente (porque los vio con sus propios ojos) que el niño es completamente inocente.

Nick convence a Mary Ann para que le ayude procurar auxilio a otros compañeros (deshollinadores como él). La esposa del propietario de Sainsbury’s accede a su petición y vemos cómo el bueno de Nick (ataviado con un abrigo y un gorro de color rojo) deposita fruta en las calcetines de Navidad de sus amigos antes de poner rumbo al Polo Norte para convertirse presumiblemente en San Nicolás.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Filmado en Rumanía y ribeteado de una refulgente aureola de cuento de hadas, el nuevo spot navideño de Sainsbury’s lleva la rúbrica de Wieden + Kennedy Londres, la productora Pulse Films y el director Ninian Doff (que ha dado cuenta de su buen hacer detrás de las cámaras en videoclips de grupos como los Chemical Brothers).

Presta además su voz al anuncio en calidad de narrador el actor Brian Cox, conocido por su trabajo en la serie Succession.

Sainsbury’s admite que en la historia narrada en el spot se ha tomado unas cuantas licencias creativas. La tienda original de la terminaría emergiendo la cadena de supermercados Sainsbury’s no vendía, por ejemplo, fruta, la metrópoli de Londres no está rodeada de montañas y los orígenes de San Nicolás están en algún lugar de Turquía (y no en Reino Unido).

Aun así, tales elementos ficticios no hacen sino dar más empaque emocional a una historia real, la de la primera tienda de Sainsbury’s, que abrió sus puertas en Londres allá por el año 1869.

Por otra parte, que las mandarinas tengan un papel protagonista en el spot (cuyo color es por cierto idéntico al de la imagen corporativa de Sainsbury’s) obedece al parecer al deseo del retailer británico de no toparse con eventuales restricciones para su emisión en televisión (por promocionar, por ejemplo, alimentos con un elevado contenido en grasas y azúcares).

 

¿Es posible controlar los datos que utilizan las empresas para fines publicitarios?AnteriorSigueinte"El 30% de la compañía se dedica a innovación y desarrollo", E. Morell (Samsung)

Contenido patrocinado