Publicidad

Scrabble y su breve historia de amor a través de anagramas

lovescrabbleEl último anuncio de Scrabble cuenta -en algo más de 1 minuto- la bonita historia de dos personas que no se conocen pero que tienen muchas "letras" en común.

El mítico juego de formar palabras sigue despertando la imaginación de los publicistas, en este caso de la agencia LOLA Madrid, bajo las órdenes del director del anuncio, Rodrigo Saavedra.

La historia se centra en dos personajes: Agostina, taxista, y Santiago, buscador de cangrejos (en inglés cab driver y crab diver –nótese el juego de palabras-) que viven solos y se sienten infelices. Un día, a través de una amiga, se encuentran en una fiesta (ella disfrazada de tarta de manzana –apple pie- y él de piña –pinnapple-), se chocan y al mirarse surge la chispa.

La decisión de usar anagramas es un guiño a los jugadores de Scrabble, pero al contextualizar esto con una historia de amor el anuncio se hace universal porque se amplía totalmente el target. Esta es la idea que ha querido transmitir al menos Pancho Cassis, el director creativo de LOLA.

"Con este anuncio buscamos abrirnos a la audiencia extranjera, especialmente a los jugadores jóvenes y a los no jugadores que emplean mucho tiempo online pero que en realidad están buscando experiencias reales, offline".

La historia de Agostina y Santiago se ha lanzado en inglés pero se distribuirá en Europa este verano en otros idiomas: francés, esspañol, italiano y alemán.

A veces los anagramas parecen muy simples pero en un contexto determinado pueden funcionar muy bien y este anuncio lo demuestra. La idea es que a la gente le guste y lo comparta con los amigos.

El objetivo principal, según Cassis, "es dar a entender que las palabras son mágicas y poderosos, y que nos conectan con la gente."

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir