Publicidad

Se acabó la era de las chocolatinas "sanas", al menos en publicidad

Alemania ha aprobado recientemente una prohibición que restringe la publicidad engañosa en la industria alimenticia. A partir de este viernes se va a acabar la era de las chocolatinas "que ayudan al crecimiento sano de tus hijos" ya que cualquier producto que pretenda usar un lema que indique que su producto es "sano" deberá demostrarlo ante la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria y Nutrición).

De los 44.000 productos analizados, tan sólo 222 han pasado la criba y pueden mantener sus lemas. ¿Yogures que previenen el resfriado?, ¿té helado que aumenta la capacidad de concentración? Mentira, según el jurado.

Esta ley es un gran paso para la transparencia en el sector alimenticio y una gran ayuda para que los usuarios no sean engañados con frases dudosas e indicativas de características que los productos en realidad no ofrecen. El defensor del consumidor Christoph Römer ha declarado que "esta prohibición aún deja muchas zonas grises de las cuales se pueden aprovechar las empresas". Por ejemplo: Nestlé todavía puede publicitar sus Cornflakes como "fuente de calcio", obviando el hecho de que un tercio de estos cereales está compuesto por azúcar.

Esta prohibición ayuda a acercarse hacia un claro objetivo: que no se juegue con la salud de los consumidores prometiendo características saludables de productos que en realidad contienen ingredientes nocivos. Pero aún queda un largo camino por andar, ya que los anunciantes encuentran siempre formas de esquivar esta prohibición. Y es que una cosa es popularmente sabida: "hecha la ley, hecha la trampa".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir