Publicidad

Según Amir Kassaei (DDB), el Big Data es como el sexo adolescente: se habla mucho de él pero se practica poco

Amir Kassaei“No hay social media. Ya la propia palabra es una soberana tontería”. Así de contundente se mostraba ayer Amir Kassaei, director creativo global de DDB, durante su intervención en la reunión anual de la Asociación de Anunciantes de Suiza (SWA).

A juicio de Kassaei, famoso por su lengua viperina, internet no es ningún medio sino más bien una infraestructura que los usuarios pueden utilizar en su propio beneficio. “El 90% del presupuesto que se invierte en la publicidad en los social media es dinero tirado a la basura”, recalcó.

Lo único que los anunciantes pueden conseguir con la publicidad en los social media es un gran alcance. Aun así, el alcance por sí solo no basta, advirtió Kassaei. “Cuando el único objetivo de la publicidad es obtener el máximo alcance, ésta termina siendo irrelevante en el 99% de los casos y sacando de quicio al usuario. Lo verdaderamente importante es la relevancia de la marca”, señala el director creativo global de DDB. Se trata de demostrar al usuario la utilidad del producto anunciado, de cómo éste puede hacer la vida más fácil al consumidor, apostilló Kassaei.

Otro “palabro” al que Kassaei no dudó en dar un buen tirón de orejas fue el Big Data. A ojos de Kassaei, el Big Data es hoy por hoy más irreal que real. “Ninguna empresa ha conseguido hasta el momento analizar de manera correcta los datos que recopila en internet, ni siquiera Google ni Facebook”, aseguró. El publicitario austriaco de origen iraní cree que con el Big Data sucede algo similar a lo que pasa con el sexo en la adolescencia: nadie sabe realmente cómo funciona, pero todo el mundo dice practicarlo y cree que todos los que hay a su alrededor también lo practican.

¿Cuál es entonces la fórmula para conectar con el consumidor? La fórmula es en realidad sumamente sencilla y en ella se dan cita tres ingredientes básicos: creatividad, humanidad y tecnología. Eso sí, “ser creativo no significa lanzar una campaña especialmente ingeniosa sino más bien comercializar el producto anunciado de manera óptima”, indicó Kassaei.

En la buena publicidad, esa que realmente conecta con el consumidor, es indispensable asimismo la humanidad. “Debemos dejar de hablar de grupos de público objetivo y de cliente. Tratamos en realidad con personas que en el mejor de los casos terminarán convirtiéndose en nuestras amigas”, indicó.

A la creatividad y la humanidad hay añadir asimismo una buena ración de tecnología, tecnología a la que no debemos colgar, sin embargo, la etiqueta de medio, sino de plataforma, concluyó Kassaei.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir