líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Una serie de tórridas (y sexuales) campañas provoca un auténtico "baby boom" en Dinamarca

baby-boomLa tasa de natalidad de Dinamarca, anémica desde hace unos cuantos años, está a punto de desperezarse y detrás de las repentinas ganas de tener hijos de los daneses está al parecer la publicidad (que lo mismo sirve para vender que para fornicar más).

El año pasado vieron la luz en el país escandinavo varias campañas publicitarias que animaban a los daneses a practicar el noble arte del fornicio para reproducirse y proporcionar un futuro a un país cada vez más envejecido.

En septiembre de 2015 la agencia de viajes Spies Travel se descolgaba con un spot bautizado con el nombre de “Do it for mom” en que el invitaba a los “solterones” empedernidos a aprovechar las vacaciones para copular como si no hubiera mañana y hacer (por fin) abuelas a sus pobres madres.

En el anuncio, de tintes cómicos, Spies Travel advertía que el sistema a de bienestar de Dinamarca estaba en peligro por culpa de su bajísima tasa de natalidad y aseguraba que quienes más sufrían por culpa de esta situación eran las madres, privadas de ser abuelas por la pereza reproductiva de sus hijos.

Poco después del lanzamiento de esta campaña, un epílogo en realidad de otra muy similar alumbrada en 2014, la Ciudad de Copenhague volvía a poner el dedo en la llaga con una acción publicitaria en la hacía cuestionarse a los daneses su propia fertilidad y preguntaba directamente a los hombres por sus espermatozoides (quizás ya demasiado lentos) y a las mujeres por sus óvulos (quizás ya demasiado pocos).

Por si fuera poco la cadena danesa de televisión pública estrenaba también el año pasado el programa Knald for Danmark (algo así como “Fornica por Dinamarca»), que volvía a incidir en la apatía reproductiva de los daneses y proponía remedios para acabar con ella.

¿Lo mejor? Que tras ser bombardeados durante meses con campañas y programas para despertar del letargo su apetito sexual y reproductivo, los daneses parecen haberse puesto manos a la obra y, según un informe elaborado por el diario Politiken, a lo largo de este verano podrían nacer en el país nórdico 1.200 bebés más que durante el estío del año pasado.

Parece que las campañas de Spies Travel y la Ciudad de Copenhague, que no se pusieron a priori de acuerdo para intentar curar de su inapetencia reproductiva a los daneses, han surtido efecto después de todo.

 

Las gafas para ver cine 3D podrían acabar muy pronto en el baúl de los recuerdosAnteriorSigueinteLos usuarios de Android no pueden apartar las manos de sus smartphones

Noticias recomendadas