Marketing y Publicidad

Si la receta para el éxito es el marketing de contenidos, ¿no es el "copy" el principal ingrediente?

Hace unos años eran habituales en los círculos publicitarios las conversaciones sobre la "muerte del copy". Ha pasado algún tiempo desde entonces y el "copy" sigue vivo. ¿Qué ha pasado entonces? Que el "trono" del marketing tiene nuevo ocupante: el contenido.

El contenido es el rey. Es la clave para conectar con el consumidor. Las marcas están obligadas, por lo tanto, a generar contenido.

Antes del advenimiento de la nueva era digital, las marcas tenían menos opciones para generar contenido. Los nuevos canales online les ponen hoy las cosas mucho más fáciles. Es más gracias, a la web y las redes sociales, las marcas tienen la posibilidad de crear sus propios medios de comunicación, sin necesidad de tener que “alquilar” espacios en medios ajenos.

Para crear contenido en la nueva Web Social, se necesitan periodistas, pero también “copys”, explica Barry Feldman en iMedia Connection. Los “copys” están especializados en la creación de contenido persuasivo. En la Web 2.0, la oferta de contenido es amplísima y la clave para destacarse del resto es la persuasión.

Sin persuasión, el contenido será como un lienzo en blanco para el consumidor. No le llamará la atención y pasará de largo.

El “copy” es por lo tanto un actor esencial en el marketing de contenidos. Y sus principales herramientas de trabajo son los titulares, las historias, la comunicación de mensajes, las recompensas al lector, la generación de confianza, la resolución de problemas, la inspiración y las llamadas a la acción.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir